Sábado, 20.07.2019 - 18:26 h
En España sí es posible

Las eurodiputadas piden voto telemático al final del embarazo y la baja maternal

El artículo 177 de la cámara europea deja claro que el voto "es personal e intransferible", por lo que no cabría que un sustituto votara por ellas.

La eurodiputada Licia Ronzulli (i) sostiene a su bebé dormido en brazos mientras vota durante la sesión plenaria mensual del Parlamento Europeo en 2010. (EFE)
La eurodiputada Licia Ronzulli (i) sostiene a su bebé dormido en brazos mientras vota durante la sesión plenaria mensual del Parlamento Europeo en 2010. (EFE)

Varias eurodiputadas españolas denunciaron a Efe la imposibilidad de delegar su voto durante el final del embarazo y la baja de maternidad en el Parlamento Europeo, un derecho que sí puede ejercerse en otras cámaras como el Congreso español.

Eider Gardiazabal (PSOE), Carolina Punset (exmiembro de Ciudadanos), Marina Albiol (IU) o Estefanía Torres (Podemos) fueron madres esta legislatura y explicaron a Efe que durante su baja se quedaron sin votar en asuntos sobre los que llevaban mucho tiempo trabajando por la negativa de la institución al voto telemático.

Para Albiol, "la ausencia de estos mecanismos no es más que un reflejo de la realidad social que claramente castiga a las mujeres que deciden ser madres, puesto que ninguno de los diputados hombres que son padres se ven igualmente afectados".

Esa reflexión también la comparte Punset, quien dijo a Efe que la falta de voto delegado "es un síntoma más de que a los problemas de las mujeres no se les presta atención". "Si los hombres dieran a luz, siendo como son mayoría aplastante en el hemiciclo, no hay duda de que el problema no existiría en dar luz verde al voto telemático", señaló la eurodiputada independiente.

Torres llamó la atención sobre que al no existir esa posibilidad "no hay baja real, porque nadie puede sustituirte". "Mi partido y por tanto también mi grupo político en la Eurocámara pierde un voto en cada votación a la que no acudo", llamó la atención la eurodiputada de Podemos, que añadió que "es vergonzoso que una institución en la que a diario se habla de la importancia de la igualdad penalice a las mujeres de esta forma, negándoles la posibilidad de participar de forma alguna".

Gardiazabal reflexionó que la falta de voto telemático tiene mucho que ver "con la cultura machista que hay en general en la vida y en particular en las instituciones". "Además, en el Parlamento Europeo siempre ha habido muchos más hombres que mujeres y, además, hombres mayores. Afortunadamente, eso va cambiando", apuntó la eurodiputada socialista vasca.

Destacó, asimismo, la paradoja de que exista el voto telemático en España, pero no en la Eurocámara, dado que precisamente la tarea del eurodiputado exige viajes constantes desde el país de origen hasta Bruselas y Estrasburgo (Francia).

En su caso, explicó Gardiazabal a Efe, se tuvo que quedar a vivir en Bruselas y viajar desde ahí en tren a los plenos de Estrasburgo para ya, en el último momento, ir en coche hasta Bilbao para dar a luz. A partir de cierto mes, las aerolíneas no dejan volar a las embarazadas ni lo recomiendan los médicos.

La ausencia no voluntaria en las votaciones de las eurodiputadas puede provocar que algunos "se aprovechen" para dañar la imagen, dijo Punset, quien explicó que hace unos meses sufrió que se filtraran las actas de voto para desacreditarla por haber estado ausente más meses de lo estipulado cuando tenía un "embarazo de riesgo".

"Se filtraron las actas y, efectivamente, no había asistido por ese embarazo de riesgo. Falté en dos plenos y luego, incluso antes de dar a luz, vine, pese a que el médico me aconsejó no moverme... No voy a decir que no noté el machismo, está por todas partes", dijo a Efe.

Según las normas de la Eurocámara, las eurodiputadas pueden tener baja tres meses antes de dar a luz y seis meses después del nacimiento de la criatura, un periodo que celebran y está por encima de la baja española.

Las normas del Parlamento Europeo, explicaron desde la institución, no prevén sin embargo el voto telemático en casos como enfermedad, baja por maternidad o cuidados de familiares en situación grave, periodos en los que se dice, están "excusados" de acudir, aunque perdiendo el derecho al sufragio, que sí es posible delegar en otras cámaras europeas como el Congreso en Madrid.

El artículo 177 de la cámara europea también deja claro que el voto "es personal e intransferible", por lo que no cabría que un sustituto votara por ellas. Las eurodiputadas coincidieron en pedir que al menos el voto telemático sea posible en votaciones importantes para no perder su aportación política si son madres.

"Como considero que los cuidados, el derecho a ser cuidado y también el derecho a cuidar son imprescindibles para tener una vida sostenible, feliz, digna y plena en una sociedad del siglo XXI, me gustaría que el Parlamento Europeo reconociese una baja real a los miembros de la cámara que van a ser madres o padres, posibilitando al menos el voto telemático para las cuestiones importantes", explicó Torres.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios