Viernes, 24.11.2017 - 14:45 h

Amnistía internaconal califica de "abominable" la condena a muerte de una mujer embarazada en sudan


La organización en defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional calificó este viernes de "abominable" la sentencia de un tribunal de Sudan que condena a muerte a una mujer embarazada por adulterio y apostasia.
El investigador de Amnistía Internacional sobre Sudán Manar Idriss denunció en un comunicado que "es atroz que una mujer haya sido condenada a muerte por su elección religiosa, y a flagelación por estar casada con un hombre de una religión presuntamente diferente".
Además, añadió que "el adulterio y la apostasía son actos que no deben considerarse delitos en modo alguno”, por lo que su condena a muerte es "una vulneración flagrante del derecho internacional de los derechos humanos”.
Amnistía Internacional considera que Meriam es una presa de conciencia, condenada únicamente por sus creencias religiosas y su identidad, y debe ser puesta en libertad de inmediato y sin condiciones.
En su opinión, el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, que incluye la libertad de tener creencias, es profundo y de largo alcance; abarca la libertad de pensamiento sobre todas las cuestiones, las convicciones personales y el compromiso con la religión o las creencias.
Amnistía Internacional lanzó una ciberacción dirigida al ministro de Justicia de Sudán, Mohamed Bushara Dousa, para pedir que Manar Idriss sea liberada "de inmediato" porque "la criminalización del adulterio viola los derechos a la libertad de expresión y de asociación, y su aplicación discrimina invariablemente a las mujeres".
Meriam Yehya Ibrahim fue condenada este viernes por negarse a abjurar de su religión. Actualmente se encuentra embarazada de ocho meses y recluida junto a su otro hijo de 20 meses.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios