Martes, 19.02.2019 - 00:38 h
Podemos pierde voto joven

Lo que esconde el CIS: Ciudadanos supera al PP hasta los 54 años y otras claves

Desgranamos los datos de intención de voto por edad, tamaño de municipios o clase social. Vea los datos clave para entender la encuesta

Lo que esconde el CIS: Ciudadanos supera al PP hasta los 54 años y otras claves
 

La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas del pasado martes dejó muchos titulares. Realizada justo después del referéndum ilegal del 1 de octubre, el CIS, recoge el pulso de la sociedad en plena crisis catalana aún sin haberse declarado la independencia y puesto en marcha el artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía. El gran titular fue el ascenso de tres puntos para Ciudadanos y la bajada pronunciada de Podemos. ¿Dónde se fundamenta esa subida del partido naranja y dónde la caída del partido morado?

Empecemos por las franjas de edad. Ciudadanos se convierte en un partido competitivo en todas las edades. De hecho, gana al PP hasta los 54 años. Hace tan solo tres meses, en el CIS de julio, sólo lo hacía entre los 25 y 34 años. En cuanto a los demás partidos, Podemos sigue siendo el partido más votado hasta los 44 años, aunque baja en porcentaje en todas las edades, especialmente entre el voto más joven (de 18 a 24 años), donde cae siete puntos. Los socialistas, que también bajan en todos los grupos, son los mayoritarios entre 45 y 64 años. El PP sigue arrasando entre los mayores de 65, su gran nicho electoral.

Podemos baja en Madrid, sube en Valencia y Barcelona

Los nuevos partidos, Ciudadanos y Podemos, tienen su base electoral en las grandes ciudades, mientras que PP y PSOE dominan más en las zonas rurales. Pero en este CIS observamos cómo Ciudadanos irrumpe en las poblaciones más pequeñas, especialmente en las de menos de 2.000 habitantes, con una subida de más de cinco puntos. En las medianas aumenta también considerablemente su intención de voto, al contrario que Podemos, que sólo logra remontar entre las ciudades grandes, de más de 400.000 habitantes.  Pese a ello, el partido morado cae casi tres puntos en Madrid (del 11,2% al 8,8%), aunque logra compensarlo con  subidas en Valencia y Barcelona. En las ciudades de más de un millón de habitantes (Madrid y Barcelona) hay un cuádruple empate técnico entre los partidos.

Los obreros no quieren a Podemos,  la clase alta sí

La nueva política también pasa por tener un electorado con más estudios, según las encuestas del CIS. Sin embargo, hay un cambio, esta vez no es Podemos sino Ciudadanos el que lidera la intención de voto entre los que tienen estudios superiores. El 17,6% optaría por Ciudadanos por el 15,8% que votaría a Podemos (baja dos puntos), el 14,4% que elegiría al PP y el 7,9% que votaría al PSOE. Los partidos tradicionales dominan entre los votantes sin estudios o con estudios de primaria.

PP, Podemos y Ciudadanos se reparten a partes iguales los votos de los que se consideran clase alta y media alta (16,8, 15,7 y 14,6% respectivamente) frente al 9% de los socialistas. Por contra, el PSOE, arrasa entre los obreros cualificados y los obreros no cualificados, donde incluso el PP gana a Podemos.

¿Dónde está la batalla entre los partidos?

El conflicto catalán ha deparado algunos cambios en la escala ideológica de los partidos políticos. La media de los españoles sigue estando en el centro-izquierda, pero ahora está más cerca del 5 que en julio (4,75 frente al 4,58). Los cambios más significativos son la percepción de giro a la derecha tanto del PSOE como de C's. El partido liderado por Albert Rivera irrumpió en el CIS hace ya dos años muy cerca del centro ideológico (en torno al cinco). En octubre los españoles le colocan ya en el 6,74 (dos décimas más que hace tres meses) e incluso sus propios votantes ven al partido naranja superando el 6 (6,18), algo que no había ocurrido hasta ahora. El PSOE también nota su apoyo al Gobierno y logra que los electores le vean como un partido más moderado. Hace tres meses, con el efecto Sánchez, los españoles colocaban a los socialistas en el 4,27. Hoy están en el 4,55.

Los datos son relevantes porque las principales batallas ideológicas se dan entre el 3 y el 5, con PSOE, Podemos y Ciudadanos, y a partir del 6, entre Ciudadanos y PP. En julio los socialistas ganaban a Podemos en el 3, arrasaban en el 4 y ganaban a Ciudadanos en el 5. En el último CIS, Podemos recupera por poco el dominio en el 3 y al partido naranja arrebata el centro al PSOE que sigue arrasando en el cuatro. La sensación de 'derechización' de Ciudadanos le hace competitivo también a partir del 6 donde empieza a disputarle espacio al PP. 

Transferencias: PSOE a Podemos y Ciudadanos al PP

Ciudadanos es el único que ha subido en estimación de voto en el CIS, Podemos, PP y PSOE, en este orden, han bajado. Esto se explica porque Ciudadanos es el único que mejora en fidelidad de voto. El 75,8% de los que votaron a Albert Rivera el 26-J lo volverían a hacer por la papeleta naranja. La subida se cimenta, además, en que el 10,4% de los que eligieron a Rajoy optarían ahora por Ciudadanos, unos 800.000 votos. PP y PSOE pagan la factura catalana perdiendo fidelidad de voto, en torno a cinco puntos cada uno (68,8% y 69,6% respectivamente del 73 y 74% del mes de julio). Los socialistas, al menos, no tienen fugas significativas de voto.

El que sí tiene motivos para preocuparse es Podemos. La estrategia llevada a cabo en Cataluña ha hundido la fidelidad de voto del partido morado en el resto de España. En tan solo tres meses ha pasado del 78% al 60%, 18 puntos de caída para Unidos Podemos. La caída a nivel global no es tanta porque mejora la fidelidad de sus votantes allí donde se presenta en coalición, la propia Cataluña con En Comú Podem, Galicia con En Marea o Valencia con Compromis. De hecho, mientras en el resto de España sigue perdiendo votantes con el PSOE de Sánchez, (un 7%), la pérdida de votos de las confluencias se ha paralizado. No olvidemos que hablamos de casi dos millones de votos, el 35% de su electorado en toda España. 

El rechazo a los distintos partidos políticos según el CIS
El rechazo a los distintos partidos políticos según el CIS / Nerea de Bilbao

El CIS tiene más malas noticias para Podemos, aunque desde el partido se dice que siempre mejoran en los datos reales. El órdago soberanista ha colocado a Pablo Iglesias como el líder peor valorado, peor incluso que Rajoy, y a su partido como el más rechazado. Hace tres meses era el PP el que lideraba este apartado.  El rechazo a Podemos ya era alto en julio (54%), pero en el CIS de octubre un 57% de los encuestados asegura que nunca votaría a Podemos. Esa cifra de desaprobación baja al 37% en el caso del PSOE, el menos aversión provoca. Lo más alarmante para Iglesias es que hasta un 10,8% de los que le votaron (más de medio millón de personas), afirman que nunca volverían a votar al partido morado. Ese porcentaje se reduce en torno al 3% en los votantes de PP, PSOE y Ciudadanos.

La caída de valoración de Iglesias, que pasa del 2,95 al 2,67, se fundamenta en la bajada de valoración que le otorgan sus propios votantes. Hace tres meses los simpatizantes de UP le daban un 6,56, ahora le puntúan con un 5,75, convirtiendo al secretario general de Podemos en el peor valorado por los suyos. Estos datos contrastan con el 6,7 que los votantes de Ciudadanos dan a Rivera, el 6,5 con el que califican a Rajoy los votantes del PP, o el 6 que le otorgan a Sánchez los socialistas. Esos mismos simpatizantes de Unidos Podemos valoran incluso mejor a Alberto Garzón, coordinador general de IU, con un 6,50, que a Pablo Iglesias.


Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios