Jueves, 19.07.2018 - 23:22 h

¿Qué hacen los países nórdicos para ir (casi) siempre por delante?

Nos ganan en inglés, en derechos sociales, en empleo... Parece que van siempre al frente del desarrollo, pero ¿cómo lo hacen? Buceamos en el secreto de Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca e Islandia para estar entre los primeros.

El Máster en Diseño y Gestión Ambiental de Edificios de la UN incorpora a profesores de UK, Suecia, Austria y EE.UU.

Cada vez que sale un informe PISA sobre los niveles de Educación, España se echa a temblar. Y este diciembre saldrá el siguiente... Pero en Finlandia es otro cantar. Es el país envidiado y estudiado por los países europeos en términos de Educación. Dicen que parte de su éxito se debe a la permanencia del mismo profesor con los mismos alumnos durante seis años. También fomentan el trabajo en grupo y el aprendizaje mediante el juego en los más pequeños.

Además, la Secretaria de Estado de Educación Heljä Misukka apuntaba en una entrevista con EuroNews a otro factor que en un sistema más conservador podría sonar más negativo que positivo: "Los profesores son bastante independientes en lo que hacen. Por ejemplo, pueden elegir los materiales o la pedagogía que prefieran. Tienen mucha libertad en su trabajo".

El dominio del inglés es otro aspecto donde ganan por goleada a España. En el aprendizaje de una segunda lengua en Educación primaria gana Noruega, donde el 100 por 100 de los alumnos estudian inglés desde pequeños, según Eurostat. España también está entre los primeros, pero el factor que influye es el del bilingüismo de diversas autonomías con el catalán, gallego o vascuence. Distintos informes PISA también ratifican el buen nivel de inglés en países como Noruega.

Do you speak English?

"Aquí hay que empezar pronto a aprender idiomas extranjeros, porque si no, no se comunica con otros. Somos países pequeños y nuestro idioma no funciona fuera de nuestra órbita", explica Jon Askeland, coordinador de los estudios de español en el Instituto de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Bergen (Noruega).

"En la televisión no hay tradición de doblaje, salvo en programas para niños. Hay que entender lo que uno escucha en inglés leyendo los subtítulos. Supone un estímulo y una manera de fomentar el entendimiento", apostilla el filólogo. En la Universidad también se fomentan las clases en inglés y los profesores redactan sus ensayos y artículos en ese idioma. Tanto es así, que incluso ha surgido la polémica. "Hay quienes dicen que la terminología en noruego se está empobreciendo por la invasión del inglés".

Por otra parte, en Suecia e Islandia alrededor del 30 por ciento de los adultos en edades entre los 25 y los 64 años continúan formándose con algún tipo de curso, según Eurostat. Ese porcentaje en España se reduce al 4,7 por ciento. Y la formación siempre va ligada al progreso, a decir de los expertos.

A la vanguardia de derechos sociales


El Índice de las Madres 2010 de la ONG Save The Children sitúa a Noruega en la cabeza como mejor país para ser padres. Le siguen Australia, Islandia, Suecia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Holanda, Bélgica y Alemania. Afganistán aparece como el peor país para ser madre. Y España se sitúa en un considerable buen puesto: el 13, en un ránking de 160 países.

El Índice se basa en un análisis de los indicadores de la salud y el bienestar de las mujeres y los niños. En Noruega hay personal sanitario con formación presente prácticamente en todos los nacimientos, destaca el informe. En Finlandia, Islandia, Luxemburgo y Suecia tan sólo 1 niño o niña de cada 333 pierde la vida antes de los 5 años, subraya también.

Los progenitores noruegos tienen derecho a permiso por baja maternal pagada durante el primer año de vida del menor y hay 10 semanas de la baja reservadas específicamente para el padre. Noruega fue el primer país del mundo en instaurar este sistema en 1993. Además, los padres noruegos pueden elegir entre usar un total de 46 semanas de permiso maternal pagado, con goce del 100% de su sueldo, o 56 semanas con el 80% del sueldo.

Hay dos factores importantes que juegan un papel muy importante, según el analista de política internacional Jose María Peredo: una tradición histórica en los derechos sociales y el tamaño mediano de estos países.

"Los países nórdicos tienen después de la Segunda Guerra Mundial una gran acción del Estado como impulsor de la economía y el nivel de desarrollo económico mantiene el equilibrio del Estado social". Además, añade que el grado de "educación en el compromiso social" es muy alto en estos países, que fueron de los primeros en aplicar políticas de cooperación internacional.

Ninguno de los países nórdicos supera los 10 millones de habitantes: Noruega, por ejemplo, tiene 4,8 millones; Dinamarca tiene 5,4 millones y Suecia, 9,3. "El tamaño de estos países les permite que ese modelo sea viable, con el equilibrio de población y recursos. Poder gestionar un Estado con ese número ciudadanos es más sencillo que hacerlo en España, donde influye por ejemplo la población desequilibrada entre una región y otra o la llegada de inmigrantes", opina Peredo, profesor de política internacional en la Universidad Europea de Madrid.

El sistema de permisos de maternidad y paternidad "ha contribuido a que Noruega se sitúe a la vanguardia europea en los índices de natalidad y participación femenina en la actividad económica", presumen en la web de la Embajada de Noruega en España.

Empleo al cuadrado

El Informe de Competitividad Global 2010-2011 del Foro Económico Mundial pone a Suiza en primer lugar, pero Suecia le arrebata el segundo puesto a EEUU, que pasa a un cuarto puesto por detrás de Singapur. El informe destaca que "los países nórdicos siguen estando bien posicionados en el ránking", con Suecia, Finlandia (7ª) y Dinamarca (9ª) entre los diez primeros.

En 2008, solo tres países se mantenían en torno a un escaso 3 por ciento de desempleo: Noruega, Dinamarca y Holanda, según Eurostat. En España el paro ya superaba el 12 por ciento. En 2009, el paro ya subió al 8 por ciento en Finlandia y Suecia y al 6 por ciento en Dinamarca. Aún así, seguían estando entre los países europeos con menos desempleo. Noruega ganaba de nuevo por goleada, manteniendo un ínfimo 3 por ciento de paro.

¿Cómo lo hacen? Además de los factores ya mencionados por Peredo, el analista da otra pista: "No entraron en la vorágine de crecimiento, construcción y despilfarro como España, Estados Unidos o Irlanda y por eso probablemente no han sido países especialmente expuestos a la crisis".

Además, en los países escandinavos la ley no establece un salario mínimo, según indica Eurostat en un informe comparativo de 2009. Sin embargo, los sueldos son notablemente altos, con una media de 4.300 euros (35.200 coronas noruegas) al mes en 2009. En Suecia, el salario medio es de 38.000 euros (357.000 coronas suecas) brutos al año, de acuerdo con la OCDE, mientras que en España se reduce a 21.500 euros brutos al año o 1.858 euros brutos al mes en el sector privado, según un informe de Adecco de enero de 2010.

Lados oscuros

No todo es tan perfecto. Los países nórdicos encabezan las estadísticas de mujeres muertas por violencia de género. En 2007, fueron Finlandia y Suecia quienes más fallecidas registraron por violencia machista. Y eso que son líderes en la implantación de ministerios de Igualdad.

Además, este año Suecia se sorprendió por la escalada de la extrema derecha en las elecciones parlamentarias. Y en el caso de Dinamarca, modelo de los social, las autoridades mantuvieron retenidos e incomunicados a activistas de GreenPeace durante 21 días, entre ellos el español Juan López de Uralde.

Pero los logros de Escandinavia son muchos. Y si los países nórdicos son líderes en asuntos como el inglés, el empleo o los derechos laborales, Noruega es la líder de los líderes. Gana en inglés, gana en empleo y gana en calidad de vida en general. Es el mejor país del mundo según el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, unos datos que tienen en cuenta la salud, la educación y la riqueza material. Por cierto, en este caso España no sale mal parada, pues obtiene el puesto número 20.

¿Qué hacen los países nórdicos para ir (casi) siempre por delante?

Ahora en portada

Comentarios