CATALUÑA. ÁBALOS (PSOE) VE A RAJOY "AL MARGEN DE LA INQUIETUD" QUE EXISTE DENTRO Y FUERA DE CATALUÑA

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, denunció este viernes que con su empeño en no mover ficha política antes del 1 de octubre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mantiene "al margen de la inquietud" que existe entre los ciudadanos tanto en Cataluña como en el resto de España ante el desafío independentista.
En una entrevista en RNE recogida por Servimedia, Ábalos explicó que la dirección del PSOE decidirá a finales de este mes las propuestas parlamentarias que presentará a partir de septiembre con el objetivo de "crear un espacio político de encuentro" en el que debatir con seriedad y serenidad el modelo territorial de toda España.
La intención, explicó, es generar ese marco de diálogo, "a ser posible institucional", donde los partidos puedan exponer sus proyectos y "su visión de la España de hoy" para superar no solo el conflicto en Cataluña sino "cualquier otro que pueda presentarse" en el futuro.
Para Ábalos, "no es ninguna novedad" que el presidente del Gobierno no quiera contribuir a ese espacio de diálogo antes del 1 de octubre, fecha anunciada para el referéndum independentista, y prefiera esperar "no se qué" después.
En su opinión, está claro que desde el Estado no se puede aceptar lo que contraviene la legalidad, pero alertó también de la necesidad de dar "una respuesta política" a la sociedad catalana, "por respeto" a los ciudadanos. La posición del PP, denunció, está "al margen de la inquietud" que existe tanto dentro como fuera de Cataluña.
Ábalos defendió además que hubo un "problema de interpretación" sobre la reflexión de la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, acerca de lo que ocurrirá el 1 de octubre, ya que su tesis es que ese día puede haber urnas pero se está llamando "consulta" a algo que no puede ser tal porque vulnera las condiciones para serlo y, por tanto, "no puede ser conceptuado como consulta".
Preguntado por lo que cree que es "plurinacionalidad", Ábalos explicó que se trata del reconocimiento de una realidad que en su día los constituyentes no resolvieron "de un modo rotundo" pero a lo que sí abrieron las puertas.
El artículo 2 de la Constitución, argumentó, "apuntó" algunas cuestiones que implicaban una diferenciación, como los conceptos de nacionalidades y regiones, con la consecuente diferencia de procedimiento en el acceso a la autonomía, el carácter histórico de algunos territorios o las singularidades.
Todo ello quedó abierto pero la Constitución "no cerró nada" y el modelo se ha ido desarrollando con la negociación y la práctica política, hasta llegar a un sistema muy descentralizado que en la práctica tiene mucho de federal. Si es así, se preguntó, "qué miedo hay" en llamarlo así y "perfeccionarlo".
Ábalos recordó que el PP, en su momento Alianza Popular, alertaba de que España se rompería si se aprobaba la Constitución de 1978, y ahora no quiere tocarla argumentando lo mismo. "A lo mejor dentro de 40 años nos da la razón", ironizó.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios