CATALUÑA. PODEMOS SÓLO REÚNE A 400 CARGOS PÚBLICOS EN ZARAGOZA EN APOYO A UN REFERÉNDUM PACTADO

Podemos sólo reunió hoy en Zaragoza a unos 400 cargos públicos en apoyo a un referéndum pactado en Cataluña, convocatoria que se vio alterada por el intento de boicot de unos doscientos manifestantes de extrema derecha, que trataron al entrar al recinto donde se celebró el acto.
La asamblea tuvo tugar en el Pabellón Siglo XXI de la capital aragonesa, que cuenta con una capacidad para casi 3.000 personas y del que quedaron vacías todas las gradas. Los asistentes, la mayoría miembros de la formación morada, se congregaron en una parte de la pista.
Aunque el encuentro no estaba abierto al público, se había cursado invitación al PSOE y a los nacionalistas, pero no a PP y Ciudadanos. Finalmente asistieron varios parlamentarios de PDECat y ERC, principales defensores del referéndum del 1 de octubre en Cataluña.
En torno a cincuenta ponentes intervinieron en el encuentro, cuyo objetivo era elaborar un manifiesto en favor de un referéndum de autodeterminación en Cataluña “pactado” y “con garantías”. Sobre esta cuestión se pronunciaron los distintos intervinientes, entre los que destacaron la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias.
Colau fue la primera en pedir al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que “escuche a Cataluña” y que no se alinee con el PP, mientras que Iglesias exigió al socialista que se una a un "Gobierno plurinacional” que organice y pacte un referéndum con garantía jurídica.
BOTELLAZO A LA PRESIDENTA DE LAS CORTES
En el manifiesto aprobado se reclama al PP poner fin a las actuaciones contra los organizadores del 1-O. “Emplazamos al Gobierno del Estado", dice el texto, "a cesar en su política de excepcionalidad y de represión, pues esta política amenaza las libertades fundamentales constitutivas de la democracia. El Gobierno no debe impedir que el 1 de octubre los ciudadanos se expresen como consideren”.
No está previsto que el partido morado entregue este manifiesto a ninguna formación política que no asistió hoy a esta asamblea.
El desarrollo del encuentro se vio influido por el intento de boicot de unos doscientos manifestantes, que se agolparon desde primera hora frente al recinto con banderas de España, algunas de ellas con el escudo preconstitucional. Los congregados se fueron incrementando conforme pasaban las horas, hasta que cerca de las 11.00 de la mañana los gritos de ‘Viva España’ se podían escuchar desde dentro del recinto.
En uno de los momentos de máxima tensión, la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, salió del pabellón para hablar con uno de los policías que vigilaba las instalacines, momento en el que fue increpada por uno de los manifestantes, que le tiraron una botella de plástico.

Ahora en portada

Comentarios