PP critica el "recorte" del Gobierno aragonés a la asistencia domiciliaria a dependientes en la ciudad

Campillo ha señalado que, por ese motivo, el Partido Popular no apoyará en el Pleno de este lunes la renovación de dicho convenio. Ha considerado "intolerable" que el Ejecutivo de Lambán sea "tan cicatero" con las necesidades sociales de los zaragozanos y no aporte la cuantía "necesaria" para que el Ayuntamiento preste adecuadamente un servicio que, además, es "una competencia impropia".

Ha indicado que el anterior Gobierno municipal socialista se negó en redondo a asumir este servicio precisamente por ser competencia autonómica. "Ahora que los socialistas gobiernan la DGA sí que lo convenian con el Ayuntamiento, pero lo infravaloran y no lo dotan con los fondos necesarios".

El convenio para la prestación de asistencia domiciliaria a dependientes entre el IASS y el consistorio se firmó en 2016 por una cuantía de 2.730.000 euros. El PP consideró que se estaba infravalorando el coste de la prestación, puesto que se establecía como precio máximo del mismo 16,5 euros la hora, cuando los informes municipales advierten que esa tarifa horaria sube a más de 20 euros en fines de semana, festivos y servicios nocturnos.

Para Campillo es "lamentable" que ahora la DGA y el Gobierno de Zaragoza en Común quieran renovar el convenio para 2017 con "una financiación autonómica de 2.320.000 euros", es decir, "410.000 menos que en 2016", cuando el servicio ya se valoró el año pasado "por debajo de sus costes reales".

"Con una gestión tan mala como ésta desde los partidos de izquierda es normal que el coste de las competencias impropias que asume el Ayuntamiento no pare de crecer", ha agregado. Además, ha incidido en que solo en la asistencia domiciliaria y la teleasistencia el presupuesto municipal pasará de los 14,7 millones del año pasado a 17,4 en el actual ejercicio.

Ahora en portada

Comentarios