El PSOE sigue acortando distancias con el PP, está a 5,1 puntos tras caer ligeramente los populares en intención de voto

El barómetro de Simple Lógica de septiembre refleja un estancamiento de Podemos y una subida superior a dos puntos de Ciudadanos

El Partido Popular registró una bajada de siete décimas en la intención de voto del barómetro del mes de septiembre que publica Simple Lógica, mientras que el PSOE se mantiene en el 25 por ciento, recortando así las distancias entre populares y socialistas a un 5,1 puntos. Podemos también mantiene posiciones, mientras que Ciudadanos ha subido algo más de dos puntos.

La encuesta se ha realizado con una muestra de 1.078 casos a través de entrevistas telefónicas asistidas por ordenador entre los días 5 y 14 de septiembre, según la ficha técnica de la empresa de sondeos, que registra un margen de error de más menos el 3,05 por ciento.

En esas fechas se produjo un salto en el desafío independentista de Cataluña con la aprobación en el Parlamento regional de la Ley del Referéndum, la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república catalana y el decreto de la Generalitat de convocatoria oficial para el referéndum de independencia del 1 de octubre.

En el estudio de Simple Lógica de septiembre, el PP registra un ligero descenso en el respaldo electoral al pasar del 30,8 por ciento de agosto a un 30,1 por ciento. Este porcentaje, aunque mejor que el registrado en los meses de junio y julio, se mantiene por debajo del 33 por ciento que los populares registraron en las últimas generales de junio de 2016.

El PSOE mantiene su apoyo en el 25 por ciento del electorado, el mismo que en el mes de agosto, unas décimas menos que el empujón que recibió en junio, cuando se celebró el Congreso del PSOE con la elección de Pedro Sánchez como secretario general.

Pero son casi 10 puntos por encima de la intención de voto registrada por este mismo estudio en octubre de 2016 --que registró un 15,9 por ciento--, justo cuando dimitió de su cargo en una tensa reunión del Comité Federal en la que se escenificó la fuerte división del partido. También es un porcentaje superior al de las últimas generales, cuando registró el 23,6 por ciento de los sufragios.

Por tanto, las distancias entre los apoyos 'populares' y los socialistas se acortan, al situarse en 5,1 puntos, frente a los 5,8 de agosto.

Al igual que el PSOE, el partido de Pablo Iglesias se mantiene con la misma intención de voto que el mes pasado, en el 18,8 por ciento. Unidos Podemos viene cayendo, con ligeros repuntes, desde marzo de 2017 según los estudios mensuales de este sondeo y se ha situado 2,35 puntos por debajo de su marca electoral de junio de 2016, cuando logró el 21,15 por ciento tras presentarse a los comicios con Izquierda Unida.

El partido naranja es el único que experimenta una subida en el mes de septiembre, algo superior a los dos puntos, para situarse en el 15,8 por ciento frente al 13,7 de agosto. De esta manera recupera parte de los apoyos perdidos el mes pasado frente al máximo que había marcado en julio, que fue del 17,2 por ciento.

Así, con la recuperación de este mes, Ciudadanos se vuelve a colocar por encima de su marca electoral de las últimas generales, que fue del 13,06 por ciento.

MODERACIÓN EN LOS PROCESOS DE TRANSFERENCIA DE VOTO

Este mes también refleja que ha habido una cierta moderación en los procesos de transferencia de voto entre las principales fuerzas políticas.

Así, la tasa de fidelidad --porcentaje de votantes que declaran su intención de volver a votar a quien ya lo hizo en las anteriores Elecciones Generales--, se sitúa por encima del 70 por ciento en los casos del PP (76,2 por ciento), PSOE (74,0 por ciento) y Ciudadanos (70,3 por ciento). Sin embargo, es inferior en el caso de Unidos Podemos, siendo ésta del 67,9 por ciento.

La principal pérdida de votos del PP es en favor de Ciudadanos y asciende al 6,2 por ciento, que sólo compensa en parte con la que recibe del partido de Albert Rivera.

En el caso del PSOE, estas pérdidas se producen en beneficio de Podemos en un 4,2 por ciento y de Ciudadanos en un 4,2. Pero son compensadas con los votantes de Unidos Podemos que retornan al partido de Pedro Sánchez y, en menor medida, con los que recibe de Ciudadanos.

La mayor pérdida de votos la registra Unidos Podemos, del 7,6 por ciento, en beneficio del PSOE, aunque también son reseñables las de Ciudadanos en beneficio del PP, un 5 por ciento, y del PSOE, un 4,6.

MEJORA LA VALORACIÓN DE TODOS LOS LÍDERES.

El líder mejor valorado sigue siendo Albert Rivera, con un aumento de casi cuatro puntos con relación al mesa pasado, logrando así un 39,8 por ciento. Entre los propios votantes de Ciudadanos la aprobación se sitúa en el 77,6 por ciento, pero entre los del PP también logra una elevada aprobación, el 71,9.

Le sigue Alberto Garzón, con el 32 por ciento, casi siete puntos superior al que registraba hace un mes. Entre los propios votantes de Unidos Podemos representan casi siete de cada diez los que aprueban su actuación política, el 69,8 por ciento.

Pedro Sánchez se sitúa en tercer lugar en popularidad, con el 30,7 por ciento, registrando un incremento de más de 5 puntos con relación a agosto. Los votantes socialistas le respaldan con un 67,3 por ciento.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también experimenta un incremento, aunque mínimo, de menos de un punto, con relación a agosto, para colocarse en el 28 por ciento de popularidad. Pero entre los votantes del PP tiene un apoyo del 78,8 por ciento.

El último de la lista es Pablo Iglesias, aunque se observa una ligera mejoría, reflejada en el incremento de algo menos de dos puntos del porcentaje de quienes aprueban su actuación política, situándose en ele 21,4 por ciento, con respecto a hace un mes. Pero la aprobación de los votantes de Unidos Podemos también es la más baja de todos los líderes de los partidos, el 57 por ciento.

Ahora en portada

Comentarios