Partidos brasileños piden al Supremo que inhabilite a Rousseff

El gobernante PMDB, junto a sus aliados de PSDB, PPS, DEM y Solidaridade, ha presentado un recurso ante el Supremo para que declare nula dicha votación al considerar que es fruto de un truco legal al que la defensa de Rousseff recurrió 'in extremis'.

El miércoles el Senado decidió votar por separado las dos cuestiones que se dirimían en el juicio político contra Rousseff: si debía ser cesada definitivamente y si debía ser inhabilitada a causa de las irregularidades contables de su Gobierno.

En una primera votación, los senadores decidieron --con 61 votos frente a 20-- destituir a Rousseff de forma permanente, después de que fuera suspendida el 12 de mayo a la espera de que se resolviera el 'impeachment'.

En la segunda, en cambio, libraron a la líder izquierdista de esta pena accesoria. Solo 42 senadores, frente a los 54 que eran necesarios --dos tercios de la cámara alta-- se mostraron a favor de expulsar a Rousseff de la vida política para los próximos ocho años.

Estos cinco partidos argumentan que ambas cuestiones debieron decidirse en una sola votación porque "la posible nominación de una presidenta cesada para un cargo público generaría una enorme inestabilidad social y supondría un riesgo para la seguridad jurídica".

"Especialmente para el pueblo brasileño, que confía en el funcionamiento de un modelo constitucional --muy claro en este punto-- y ha sido sorprendido con un arreglo que debilita las penas previstas para un condenado por crimen de responsabilidad", han enfatizado.

Aunque este no es el único recurso contra esta doble votación, sí es el más relevante por el fuerte respaldo político con el que cuenta. Hasta ahora, el alto tribunal ha recibido ocho recursos presentados por políticos y ciudadanos a título individual, según informa Agencia Brasil.

El presidente brasileño, Michel Temer, --que abandonó la interinidad con el cese de Rousseff--, ha criticado esta votación separada, si bien ha subrayado que la respeta. "Estoy acostumbrado a estas pequeñas vergüenzas", ha dicho desde China, donde asiste a la cumbre del G20.

Ahora en portada

Comentarios