Ramos: "Si tuviera que quedarme con un gol, sería el de la Décima"

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, afirmó que el gol más importante que ha anotado en su carrera ha sido "el de la Décima", por lo que tardaron en "conseguir la 'Champions'", y lo hizo este lunes tras cumplir 500 partidos vistiendo la elástica del equipo blanco, motivo por el cual el central fue homenajeado en la Sala de Juntas del Santiago Bernabéu en un acto donde la acompañó el presidente de la entidad, Florentino Pérez.

Ramos: "Si tuviera que quedarme con un gol, sería el de la Décima"

"Como dijo Ronaldo un día, los goles son como los hijos, no sabría con cuál quedarme. Pero por encima de todo el de la Décima, por lo que tardamos en conseguir la 'Champions', porque fue en el último minuto y porque sirvió para ser campeones", dijo el jugador a través de Facebook Live, donde respondió a las preguntas de los aficionados. Además, añadió que no descarta cambiarse el dorsal 4 por el 93 "el último año, en homenaje" a su "gran minuto".

El de Camas confesó que cuando llegó al Madrid no se imaginaba lograr "una cifra tan importante" de partidos en el club. "Siento mucho orgullo. Cuando llegué aquí hace muchos años no me imaginaba lograr una cifra tan importante como 500 partidos. A día de hoy lo puedo disfrutar y también olvidarlo para intentar conseguir muchos más. Si encima lo haces representando al mejor equipo del mundo es maravilloso", dijo el jugador a través de Facebook Live, donde respondió a las preguntas de los aficionados.

El próximo compromiso de los de Zidane será este miércoles en el mismo estadio donde Ramos recibió el homenaje. Allí les visita el Nápoles (20.45 horas) en los octavos de final de la Liga de Campeones. "Tenemos muchas ganas de que llegue el miércoles, de encarar un partido ante un grandísimo rival que atraviesa también una racha muy buena. Vamos a intentar hacer un partido serio, mantener la portería a cero para ir con ventaja al partido de vuelta", dijo el jugador sobre el rival, que no pierde un partido desde el 29 de octubre.

SU FUTURO DESPUÉS DEL FÚTBOL

"Cuando me retire me gustaría dedicarle más tiempo a mi familia. Siempre ha sido mi devoción y mi debilidad y el fútbol me quita mucho tiempo. No le dedico el tiempo que me gustaría a mi mujer, mis hijos, mis padres, mis amigos... Cuando me retire dedicaré más tiempo a los que siempre me acompañan y que entienden mi manera de vivir para poder rendir después a ese nivel", apuntó.

Ramos confesó que no ha meditado aún la opción de ser entrenador cuando se retire. "Todavía me quedan algunos años aquí como jugador. Quiero disfrutar minuto a minuto, cada día como se merece. No sé si seré entrenador, pero es algo que siempre me ha llamado la atención, que me gusta y me motiva, pero ya tendremos tiempo de pensar en eso cuando termine mi carrera como jugador", dijo.

El central dijo también que es "un lujo" poder compartir vestuario con sus compañeros, y cree que una de las claves del éxito del Madrid es el "buen ambiente" del vestuario". "Compartir vestuario con ellos es un lujazo. Entre todos hay muy buen ambiente, un clima muy sano y es una de las claves del éxito que haya buena relación entre nosotros", confesó.

Entre los rivales más difíciles a los que se ha enfrentado ha mencionado al Atlético de Madrid y al FC Barcelona. "Nos hemos enfrentado a rivales muy complicados. El fútbol hoy en día es más difícil y complicado y cada vez está más equilibrado. No sabría decirte solo un rival, me quedo con unos cuantos: el Bayern de Múnich, Atlético de Madrid o Barcelona", apuntó el jugador blanco.

Finalmente, comentó que sus referentes a nivel futbolístico cambiaron tras su llegada al equipo de Chamartín. "Siempre me han gustado delanteros como Ronaldo o Claudio Caniggia, el argentino con los pelos largos. Yo llevaba la cinta en el pelo también por eso. Ya cuando fiché por el Real Madrid, Paolo Maldini, Fernando Hierro, jugadores un poco más de la zona defensiva", concluyó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios