El diputado de las rastas: "Lo que digan de nuestro aspecto es parte del circo político"

  • Admite que "no es necesario" que Celia Villalobos le llame ni que se disculpe.
  • "La cara de Rajoy expresa que no ha entendido que estamos en una nueva era política", afirma.
Alberto Rodríguez, diputado de Podemos. Foto Dani Gago

Se llama Alberto Rodríguez y ya es más conocido como el diputado de las rastas. Electo por la circunscripción de Tenerife, el canario llamó la atención por su aspecto físico en la primera sesión de la legislatura en el Congreso. Tanto es así que varios medios de comunicación utilizaron su imagen para ilustrar sus portadas. Ahora él se defiende.Rodríguez ha concedido una entrevista al diario La Opinión en la que afirma que las declaraciones de Celia Villalobos le parecen "una falta de respeto que ya vivimos en la sesión inaugural del Congreso, donde confirmamos más de cerca de qué pasta está hecha esta gente. Pero no hay problema porque eso no deja de ser el territorio del circo mediático en torno a la vida política que se monta en Madrid y yo no he ido a eso al Parlamento"."No me interesa la polémica ni entrar en debates de ese tipo -asegura. Yo no vengo al Congreso para eso, sino porque hay mucha gente en este país, y en concreto en nuestras islas, que lo están pasando muy mal, que necesitan medidas urgentes, y en eso nos queremos centrar. Las declaraciones de determinadas personas que ya son conocidas por el tipo de cosas que dicen se califican solas".

Preguntado sobre si espera una disculpa de la vicepresidenta del Congreso responde que le da igual. "No es necesario que me llame ni que se disculpe, me da igual lo que haga. Estamos aquí para tratar de mejorar la vida de la gente y ahora acabamos de salir de una reunión con los trabajadores de Tragsa, que tienen un ERE injusto sobre sus cabezas y esa es la dinámica que voy a llevar durante estos cuatro años. Lo que digan de nosotros, sobre nuestro aspecto no deja de ser parte de ese circo mediático-político y evidencia que no pueden criticarnos en otras cosas que ellos mismos se deberían mirar".Alberto Rodríguez reconoce que habló con Villalobos durante la sesión del miércoles en el Congreso: "Tuve una pequeña conversación con Celia Villalobos en la cafetería del Congreso, donde estuvimos hablando sobre las condiciones de los camareros. Nosotros hicimos un comentario al respecto y ella, que estaba al lado, intervino en la conversación sacando pecho por las buenas condiciones de contratación que tenía el personal de la cafetería [gracias a la intervención de la Mesa del Congreso en la anterior legislatura ante la empresa concesionaria del servicio]".Preguntado sobre si es consciente de que su aspecto físico llama la atención en la Cámara Baja responde que "nos lo esperábamos, lo veíamos venir, pero no al nivel que ha provocado la foto con Rajoy de fondo, que ha sido muy difundida tanto nacional como internacionalmente, y que ha tenido más repercusión de lo que en principio uno esperaba. Pero no deja de ser ruido mediático que pasará y espero que seamos conocidos en muy poco tiempo por nuestro trabajo"."Yo creo que su cara [la de Rajoy] expresa claramente que no ha entendido que estamos en una nueva era política, en un tiempo nuevo, y que ahora el Congreso no es ya el coto privado de unos cuantos para que hagan y deshagan aplicando el rodillo, sino que ahora representa mejor al país, es más diverso y plural y van a tener que acostumbrarse. Quizá en ese momento estaba descubriendo eso, lo que pasó en España el 20-D".

Y concluye que "conocemos el Reglamento, sabemos que no hay ninguna indicación concreta sobre el aspecto e indumentaria de los diputados salvo que se acuda con decoro y sentido común, y creo que eso lo respetamos. No le faltamos al respeto ni a la institución ni a los demás diputados por cómo sea nuestra forma de vestir o por nuestro peinado. No tengo pensado ningún cambio de aspecto, esto no deja de ser una anécdota y seguro que en una semana ya nadie habla de ello. Si alguna vez cambio el peinado o el look es porque en lo personal me apetece, porque esto es un peinado como cualquier otro".

Ahora en Portada 

Comentarios