El exdirigente de UPyD Sichar Moreno deja el partido harto de su "oligarquía de hierro"

  • Gonzalo Sichar Moreno fue en las listas al Senado en 2011 y ocupó un asiento en la Ejecutiva de UPyD hasta el congreso del pasado noviembre.
  • Se marcha muy enfadado, tal como pone de relieve en un comunicado, y decepcionado por la falta de transparencia y "oscurantismo" de la organización.
  • Discrepa con algunos de sus posicionamientos como la negativa de UPyD a sumar fuerzas con partidos como Ciutadans para fortalecer una tercera vía.
El exdirigente de UPyD Sichar Moreno deja el partido harto de su "oligarquía de hierro"

El exdirigente de UPyD Gonzalo Sichar Moreno ha decidido abandonar el partido "hastiado" de una formación que, según explica, ha caído en la "oligarquía de hierro" y en el que los que se desmarcan del discurso oficialista pasan al "ostracismo".

Sichar Moreno, que fue en las listas al Senado en 2011 y ocupó un asiento en la Ejecutiva de UPyD hasta el congreso del pasado noviembre, se marcha muy enfadado, tal como pone de relieve en un comunicado, y decepcionado por la falta de transparencia y "oscurantismo" de la organización.

Aparte de considerar que el partido se ha llenado de "mediocres oportunistas", afirma que tampoco comulga con la dirección del partido porque cree que "no premia el mérito sino la docilidad" y trata a sus afiliados como "peones".

Y además, añade, discrepa con algunos de sus posicionamientos como la negativa de UPyD a sumar fuerzas con partidos como Ciutadans para fortalecer una tercera vía que "regenere la política partidista y antipatriótica que padece España". Ayer se dieron de baja siete dirigentes en Guadalajara

Siete de los diez miembros del Consejo Local de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Guadalajara, entre ellos el coordinador local, Francisco Lucas, se han dado de baja de esta formación política "por dignidad y honradez".

Según ha informado a Efe el ya excoordinador local, el detonante ha sido la "manipulación" del censo electoral interno para las elecciones a coordinador local de Guadalajara, que se celebraran el próximo 22 de febrero.

Para dichas elecciones, según Lucas, el Consejo Territorial ha realizado recientemente afiliaciones inducidas masivas para garantizar que Dámaso Cabrera gane las elecciones internas, "faltando el respeto a la libertad de los afiliados y a la igualdad de posibilidades entre candidatos".El comunicado de Sichar Moreno en su perfil de Facebook

ABANDONO UPyD

El último día de 2013, envié mi solicitud de baja de UPyD. 

"El desgaste como afiliado y dirigente a nivel malagueño me ha ido socavando mi ilusión en UPyD porque, bajo mi apreciación, desde sus orígenes el partido ha estado plagado de oportunistas sin que desde la dirección nacional se tomaran las medidas para remediarlo. Se puede casi decir que llevaba cuatro años “aguantando” en UPyD con la esperanza de que tras el II Congreso se produjeran cambios notables. Y, a mi modo de ver, los cambios han ido para atrás. Por citar sólo unos pocos ejemplos, se ha pasado de 8 a 12 años el desempeño de cargos de representación pública; existen listas “secretas” en las provincias para salir de delegado al Congreso, como también otras listas “secretas” para entrar en el Consejo Político y hasta para entrar en órganos de control como la Comisión Electoral o la Comisión de Garantías. Y lo peor de todo ello, es que algunas de estas listas que rompen con el sentido democrático que inspira UPyD, han sido alentadas por el propio Consejo de Dirección (o al menos por parte de sus miembros).

He de reconocer que yo fui beneficiado de la existencia de esas listas en el I Congreso de 2009. Pero pensaba que el “honor” de engrosarla era debido a una supuesta valía que pudiera yo tener. Eran tiempos en los que el partido se acababa de formar y veía lógico que se quisiera blindar frente a personas que entraron en UPyD sin compartir su ideología. No olvidemos que por entonces incluso había un número nada desdeñable de gente muy extremada hacia la derecha. 

El tiempo me ha enseñado que quienes estábamos en esas listas éramos considerados dóciles con la dirección nacional. Y en cuanto te desmarcas de las directrices oficialistas o pides mayor transparencia pasas al ostracismo. 

Pero además tampoco comparto el oscurantismo que se da en la relación de los Grupos Parlamentarios y la financiación del partido. Y dejo claro que no tengo constancia de que UPyD practique esta legalidad poco ética para los principios de regeneración democrática por los que entré en este partido. Pero cuando he tratado de averiguarlo me he chocado contra un muro. Supongo que algún día algún dirigente de UPyD aclarará que UPyD no hace eso ni en el Congreso de Diputados ni en los parlamentos de Madrid, Vitoria y Asturias. Pero hasta el momento no es un asunto que brille por su transparencia.

Tampoco comparto la campaña emprendida en las redes sociales por UPyD contra el partido que más se le parece, como si hubiese un verdadero interés en defender una supuesta cuota electoral frente a “intrusos” de un idéntico espacio político. Por cierto, que yo he defendido hasta la saciedad la necesidad de converger con esa fuerza de un negado por la dirección de UPyD idéntico espacio político. ¿El espacio político es el mismo a la hora de defender la cuota electoral pero es diferente cuando se trata de explorar una posible colaboración? Sigo creyendo en lo que ha repetido tantas veces Rosa Díez, los votos son de los ciudadanos, no de los partidos. Y también me mantengo en los principios fundacionales, mirar “lo que nos une”. Y esto también implica buscar posibles alianzas para fortalecer una tercera vía que regenere la política partidista y antipatriótica que padece España.

También fue muy decepcionante que en el vídeo del II Congreso se hubiera suprimido la intervención de Fernando Savater, intuyo que sólo porque su posición fue diferente a la del Consejo de Dirección. Y precisamente mi postura coincide con la de Savater, con lo censurado. Por eso me voy, porque la dirección de este partido censura la discrepancia. Porque está construido alrededor de un minúsculo grupo que utiliza a sus afiliados sólo como peones, pero que ha permitido la marcha de muchos de sus afiliados más valiosos. Y es que UPyD ha caído en la oligarquía de hierro que Robert Michels denunciaba de los partidos políticos. No se premia el mérito, sino la docilidad. Quiero suponer que al menos si la docilidad va acompañada de capacidad se le dará algún valor, pero ésta siempre es secundaria frente a la obediencia a la cúpula. 

Ahora que UPyD tiene más posibilidades electorales, me voy. Ahora que el espíritu crítico decrece porque muchos no quieren “salirse de la foto” aspirando a sus puestos, y a vivir de la política (precisamente lo que se combatía), prefiero no continuar en un proyecto político con el que ya no me identifico. Mi apreciación es que desde la dirección del partido no se distingue la diversidad de opiniones de la deslealtad al proyecto político. Y las personas que hemos pedido en el Consejo Político que aumente la transparencia, que se nos diga cuáles son los sueldos que se pagan en UPyD y en la Fundación Progreso y Democracia, o que se nos diga cómo se establece el proceso de selección de las empresas que prestan sus servicios al partido, estorbamos.

Me marcho porque ya no sólo estoy hastiado de un partido inundado de oportunistas mediocres, sino porque tampoco comulgo con la dirección del partido. Y porque sé que los que pensamos como yo estamos en una abrumadora minoría, y por tanto no contemplo la posibilidad de su regeneración, abandono. Confío por el bien del país, que desde la dirección se tomen medidas para que esos mediocres, que ni comparten la ideología del partido pero que han sabido situarse en las provincias con artimañas propias de los partidos putrefactos de siempre, no sean los que llenen los muchos escaños que las encuestas vaticinan. Yo lo vengo avisando desde 2008 porque siempre confíe en la consolidación de este partido y miedo me daba lo que ya se avecinaba.

Ojalá sea el último defraudado que abandona UPyD. Eso reflejaría que el cambio ha llegado antes del siguiente Congreso".

Gonzalo Sichar Moreno
Ex candidato al Senado por Málaga (2011)
Ex responsable nacional de Cooperación Internacional (2011-2013)
Ex miembro del Consejo Político nacional (2008-2013)
Ex coordinador Provincial de Málaga (2008-2010)
Ex Vocal de UPyD en el Consejo de Cooperación de la Comunidad de Madrid (2012-2013)
Ex responsable de Estudios y Programas del CL de Málaga (2010-13)
Ex afiliado 2968 (2007-2013)

Ahora en portada

Comentarios