La MUD no irá a la cita de Dominicana por el incumplimiento de los requisitos previos por parte del Gobierno

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha anunciado este martes que no irá a la cita prevista para el miércoles en República Dominicana porque el Gobierno de Nicolás Maduro no ha cumplido los requisitos para iniciar un nuevo diálogo que permita poner fin a la crisis política, económica y social que sufre Venezuela.

"No hay condiciones para continuar el proceso exploratorio en República Dominicana", ha dicho el diputado opositor Luis Florido en una rueda de prensa celebrada este martes en Caracas, anunciando que, en consecuencia, la MUD no participará en la reunión de Santo Domingo.

Florido ha recordado que las anteriores tentativas de diálogo han fracasado por la falta de compromiso del Gobierno y ha subrayado que, sin unas condiciones previas y sin "una agenda clara" la coalición opositora no volverá a sentarse a la mesa de negociaciones.

"Nosotros no nos vamos a prestar para 'shows' del Gobierno. Si bien tenemos la mejor disposición de avanzar, tampoco vamos a hacer las cosas mal", ha sostenido. "Asumimos esto con responsabilidad", ha recalcado el presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional.

Florido ha insistido en que, para hablar con el Gobierno, éste debe primero comprometerse a que haya "unas elecciones democráticas", liberar a los "presos políticos", permitir que regresen "los exiliados", restituir en sus funciones a la Asamblea Nacional y atender la "emergencia humanitaria".

"Sabemos lo que arriesgamos todos los venezolanos, por eso avanzamos de una manera seria", ha defendido. Además, ha recordado que la lucha de la MUD se libra en varios frentes, entre ellos el voto, y ha instado a la población a participar en las elecciones locales previstas para el 15 de octubre.

La MUD ya ha comunicado al presidente dominicano, Danilo Medina, que no acudirá al encuentro del día 27, en una misiva firmada por sus principales partidos y los ministros de Exteriores de Chile, México, Paraguay, Bolivia y Nicaragua, que aspiran a ejercer de mediadores.

Además de las demandas ya expuestas, han indicado que "el mecanismo de garantía internacional" para este nuevo diálogo debe ser el llamado grupo de países amigos, que estaría integrado por representantes de seis naciones latinoamericanas, tres designados por la MUD y otros tres por el Gobierno.

Gobierno y oposición han mantenido varias "reuniones exploratorias" este mes para resucitar un diálogo con el que lograr una salida negociada a la crisis en Venezuela. La presión internacional para reanudar las negociaciones ha crecido debido a la ola de violencia que ha recorrido el país en los últimos meses y que ha dejado más de cien muertos.

Ahora en portada

Comentarios