Sudán celebra elecciones con un resultado ya decidido

Dicen que las elecciones de hoy -y hasta el 13 de abril- en Sudán son importantes, porque se trata de los primeros comicios multipartidistas en Sudán en los últimos 24 años. Pero lo cierto es que el presidente Omar Hassan Al Bachir, perseguido por La Haya por crímenes de guerra, es el único candidato de facto en el Norte de Sudán, incluyendo el castigado Darfur.

El Partido del Congreso Nacional del presidente Omar Al Bachir ganará las elecciones que se celebran hoy y hasta el martes en Sudán. Aunque hay más formaciones políticas, en la práctica es el único candidato en el norte del país. Sólo la región autónoma del sur quedará fuera del poder de Al Bachir, que el año que viene votará en referéndum su derecho a la autodeterminación.

El Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS), el principal partido del sur y que gobierna en esa región autónoma, anunció la retirada de su candidato a los comicios presidenciales, aunque sí aceptó participar en los parlamentarios en algunas provincias del país. Según el vicepresidente del MPLS, Ryak Mashar, este paso se produjo tras detectar 'graves irregularidades en la Comisión Electoral sudanesa y defectos en el proceso electoral'.

Por otra parte, la coalición de la oposición en el norte, UMMA, anunció hace sólo tres días su intención de boicotear las elecciones sudanesas y no presentar la candidatura de su líder, Sadiq al Mahdi, a la presidencia del país. Aunque sí se reservó la posibilidad de participar en algunas circunscripciones y provincias.

'La mayoría de los miembros de la oficina política eligieron el boicot', dijo Al Mahdi el jueves. Explicó que la decisión se debía a que las 'elecciones no representan el deseo real del pueblo' y que, además, están plagadas de irregularidades, algo que también han denunciado los observadores internacionales.

Sin embargo, esta retirada en el último momento tiene una explicación clara para Olaridan Bello, gran conocedor de Sudán y especialista en relaciones internacionales africanas del panel de expertos FRIDE. El motivo según él, es que UMMA tenía la esperanza de que en la formación Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS), se uniera al boicot que ya habían amenazado con llevar a cabo. Por eso esperaron tanto para renunciar a presentar su candidatura.

Pero el MPLS, no tiene interés en enemistarse con el Gobierno de Al Bashir. 'Ya están pensando en el referéndum de 2011, cuando esperan obtener la independencia y con su negativa a boicotear las elecciones esperan que Al Bachir se más cooperativo con el referéndum', asegura Olaridan Bello.

Explica que 'prefieren a Al Bachir en el poder, porque fue con él con quién firmaron el acuerdo de paz' de 2002 bajo el auspicio de EEUU, que implicaba que la ley islámica no se aplicaría en el sur de Sudán -de mayoría cristiana- y establecía la celebración del referéndum.

Sur de Sudán

En la región autónoma del sur de Sudán también se celebran elecciones para el gobierno autonómico. Allí Al Bachir no tiene posibilidades de ganar, según Bello. Y tampoco lo busca.

Aunque según este experto en Sudán 'no se ha progresado lo suficiente para asegurar un referéndum libre' para 2011, ése es el objetivo final que hoy buscará la mayoría de los votantes de esta región votando masivamente al MPLS.

Olaridan Bello asegura que 'la escisión del sur de Sudán podría traer el fin de las confrontaciones' que han mantenido en guerra civil durante decádas al norte y al sur, que ahora mantienen las distancias.

Sin embargo, desde Intermón Oxfam, que lleva años ejerciendo una labor humanitaria en esta región autónoma, se muestran más precavidos. 'En 2009, 350.000 personas abandonaron sus hogares. 2010 amenaza con el regreso a la guerra si no se actúa para prevenirla', aseguran fuentes de la ONG en un comunicado. ¿El motivo? La 'pobreza, la violencia y la tensión política'.

'Aún no es tarde para evitar que se produzca un desastre, pero los próximos 12 meses son críticos. El año pasado se registró un considerable aumento de la violencia en el sur de Sudán. Ésta puede aumentar aún más, hasta convertirse en una de las mayores emergencias humanitarias de África en 2010', ha indicado el responsable de Incidencia Política de Acción Humanitaria de Intermón Oxfam, Francisco Yermo.

Darfur

Los observadores internacionales de la Unión Europea no estarán presentes en la región de Darfur, al este del país, en estos comicios. La jefa de la misión de observadores, Véronique de Keyser ha afirmado que 'las condiciones para tener una observación justa y creíble no se dan en Darfur' y que ante la más que probable posibilidad de no poder acceder a los colegios electorales, su presencia en la zona carecía de sentido.

Por otra parte, el experto en Sudán y África, Olaridan Bello, explica que el Gobierno de Al Bachir ha establecido una nueva demarcación de los distritos electorales de esta región que en la práctica está incluida en la administración norte de Sudán. 'Con esta redistribución, la obtención de una mayoría [para Al Bachir] es sencilla. Y eso que también hay una gran parte de la población de Darfur que apoya a la coalición UMMA'.

Con respecto a la realidad humanitaria en Darfur, la responsable de prensa de Médicos Sin Fronteras para Darfur, Clara Tarrero, asegura que 'la situación es estable, aunque frágil, con luchas tribales que no cesan y enfrentamientos del Gobierno con opositores en Jebel Marra [al este de Darfur]'.

Todo ello provoca que los desplazamientos de la población se sigan produciendo y sean necesarios los campamentos de refugiados.

Hace un año, el Gobierno de Omar Al Bachir expulsó a más de diez ONG de Darfur, también a las delegaciones francesa y holandesa de Médicos Sin Fronteras. Pero la delegación española sigue allí, junto con otras belga y suiza. Su misión es proveer de atención sanitaria primaria y secundaria, 'además de las emergencias que puedan surgir', explica Tarrero.

Victoria de Al Bachir

La victoria del líder del Partido del Congreso Nacional en el norte de Sudán refortalecerá su figura y supondrá un reto renovado para los países occidentales, que no ven con buenos ojos a un líder que llegó al poder en 1989 tras un golpe de Estado militar contrario a los derechos de independencia cultural y religiosa que gozaba el sur de Sudán por aquel entonces.

El presidente sudanés, el único jefe de Estado en ejercicio sobre el que pende una orden de búsqueda y captura de la Corte Penal Internacional, busca legitimar su poder en las elecciones. 'El partido Congreso Nacional [dirigido por Al Bachir] está desesperado por legitimar al presidente al Bachir', asegura el centro de estudios independiente 'International Crisis Group' en un estudio publicado recientemente.

Los problemas que Sudán necesita resolver

Olaridan Bello, que estuvo en Sudán por última vez en 2008 y sigue muy de cerca todo lo que allí ocurre cree que los problemas de este país del noreste africano son principalmente tres.

En primer lugar, 'el sistema político cerrado, con el Gobierno del partido del Congreso Nacional controlando el régimen' e imponiendo su postura en una sociedad multiétnica.

El segundo problema es 'la gran disparidad del nivel de desarrollo entre las distintas regiones, con el corazón del norte de Sudán [lo que excluye Darfur] mucho más desarrollado que lo que llaman la 'periferia''.

'Darfur es el gran marginado', añade. Además, el área fronteriza con la autonomía del sur de Sudán está reclamada por las dos partes (sur y norte), con lo que el referéndum para la independencia 2013o no- del sur el año que viene se enfrentará a ese resquicio pendiente.

Por último, están los enfrentamientos entre las distintas milicias, que mantiene enfrentada a las fuerzas tribales entre sí y también con las guerrillas pro gubernamentales, 'a las que el Gobierno provee con armas'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING