Clinton y Sanders, enfrentados por el control de armas a 6 días del debate

  • Tras la masacre de la Universidad de Oregón donde fallecieron 10 personas se reabre la polémica del control de armas en Estados Unidos.
  • Los precandidatos demócratas a la Casa Blanca han tomado posiciones al respecto y empiezan a anunciar nuevas normativas si llegan al poder.
Hillary Clinton y Bernie Sanders, enfrentados por el control de armas

El tiroteo en una Universidad de Oregón del pasado viernes conmocionó a un país demasiado acostumbrado a este tipo de situaciones violentas. Estados Unidos llora la muerte de 10 personas que, una vez más, fueron víctimas de un control de armas demasiado laxo. Con cada masacre se reabre una vez más la discusión sobre la facilidad de conseguir un arma de fuego en Estados Unidos y con la campaña de las primarias en plena efervescencia, los candidatos no dudan en mostrar su posición y realizar promesas para su futurible presidencia.

La tenencia de armas en el país es una costumbre tan arraigada que ni siquiera la ideología sirve como pista para averiguar cuál es la posición de los políticos con respecto a la legislación. De hecho, y para sorpresa de todos, ha sido la precandidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, la que ha tomado una posición más radical en este asunto tras el tiroteo de Oregón frente a su compañero de partido y rival en las primarias, Bernie Sanders, un autorreconocido socialista y mucho más escorado hacia el ala izquierda del partido que la ex Secretaria de Estado.

El primer debate demócrata televisado de la campaña se acerca y ambos candidatos comienzan a preparar sus armas. El próximo 13 de octubre Clinton podrá pedir explicaciones sobre la débil postura que ha tomado el "Pablo Iglesias americano" que tras la matanza del viernes se limitó a apuntar que la cuestión del control de armas "debe resolverse en cada estado" de manera independiente. Según recoge el 'New York Times', el propio Sanders reconoció que "si mañana se endurecieran las leyes sobre el control de armas no creo que tengan ningún efecto profundo en tragedias como la de hoy (refiriéndose al tiroteo de Oregón)."No podemos esperar más tiempo para cambiar la ley"

El candidato se muestra muy escéptico ante la idea de construir una nueva legislación. Clinton, por su parte, tomó una posición totalmente opuesta a la de su rival y este mismo lunes comenzó a lanzar propuestas para mejorar la legislación sobre la tenencia de armas. "No podemos esperar más tiempo para actuar contra la prevención de la violencia con armas", tuiteó la candidata este domingo. La ex Secretaria de Estado aprovechó para arremeter contra el Partido Republicano: "Cada vez que ocurre otra masacre los republicanos dicen 'es el momento de hablar sobre armas'. Sí lo es. Pero más que hablar es el momento de actuar", espetó en la red de microblogging.It's time to act on gun violence. pic.twitter.com/V6RP1utuy3— Hillary Clinton (@HillaryClinton) octubre 5, 2015

Entre una de las medidas que Clinton propuso este lunes se encuentra la de endurecer los controles sobre los vendedores de armas en ferias y congresos donde las normativas resultan menos duras que para las tiendas fijas. De hecho, este mismo fin de semana, según recoge 'El Mundo', se celebró la Feria de Armas de la Nación donde se ponen a la venta más de 100.000 armas sin tener que aportar a penas documentación para conseguirla, con la dirección y el número de teléfono es suficiente para arquirir algunas pistolas.

Según el 'New York Times', Que Sanders tome una posición más moderada sobre este tipo de cuestiones no es de extrañar para "un senador de un estado -Vermont- donde se caza con normalidad". Aunque, tras el tiroteo de la semana pasada y la presión que está ejerciendo la campaña de Clinton y la agresividad con la que respondió a la masacre, Sanders tendrá que enfrentarse una oleada de críticas por no proponer una solución al problema de las armas en Estados Unidos.

Ahora en portada

Comentarios