EEUU impone duras sanciones a Rusia por ciberataques en la campaña electoral

Barack Obama ha expulsado del país a 35 agentes de inteligencia rusos y ha clausurado dos centros que son propiedad del Gobierno de Vladimir Putin, que dice que es una reacción de "histeria" norteamericana.

"He ordenado acciones en respuesta al agresivo acoso del gobierno ruso sobre funcionarios estadounidenses y operaciones cibernéticas contra las elecciones", ha dicho el Presidente americano.

 

Vladimir Putin y barack Obama

El presidente estadounidense Barack Obama anunció este jueves una serie de medidas contra Rusia por su presunta interferencia en la elección presidencial, incluyendo la expulsión de 35 agentes y el cierre de instalaciones rusas en suelo norteamericano.

Este es el comunicado oficial de la casa Blanca, según su cuenta de twitter:Read the statement by @POTUS on U.S. actions in response to Russian malicious cyber activity and harassment:https://t.co/4IO178lrkW pic.twitter.com/nRBYmhyNVz— The White House (@WhiteHouse) 29 de diciembre de 2016

"He ordenado un número de acciones en respuesta al agresivo acoso del gobierno ruso sobre funcionarios estadounidenses y operaciones cibernéticas contra la elección estadounidense", señaló Obama según un comunicado de la Casa Blanca, prometiendo otras acciones para el futuro.Dura respuesta de la Casa Blanca

La Administración Obama también ha impuesto sanciones a dos de los principales servicios de Inteligencia rusos. Entre ellos se encuentran cuatro altos mandos de la unidad de inteligencia militar que la Casa Blanca cree que ordenaron ataques contra el Comité Nacional Demócrata y otras organizaciones políticas.

Estados Unidos estaba expectante también de relevar evidencias vinculando los ciberataques a los sistemas informáticos utilizados por la Inteligencia rusa. Todas estas medidas equivaldrían a la respuesta estadounidense más fuerte jamás tomada contra un ciberataque de estas características.

Estados Unidos acusa al ejecutivo de Putin de haber intervenido en las elecciones presidenciales orquestando ataques informáticos que dañaron la campaña de la demócrata Hillary Clinton y que, según la CIA, buscaban favorecer a Donald Trump. Mientras el presidente electo ha hecho gala de una inusitada proximidad a Rusia, el saliente, Barack Obama, deja en su epílogo acciones contra su viejo enemigo.72 horas para dejar territorio estadounidense

El Gobierno estadounidense ha sancionado a cinco entidades y cuatro individuos por ciberespionaje, ha revelado sus identidades y ordenado también la salida del país -en el plazo de 72 horas- de 35 funcionarios de la Embajada de Washington y del Consulado de Los Angeles. Asimimo, ha decidido el cierre inmediato de dos centros propiedad del Gobierno ruso en Nueva York y Maryland. Se prohibirá su acceso mañana viernes al mediodía.

En un comunicado, Obama adiverte de que todos los americanos deberían estar "alarmados" por los ciberataques.La CIA acusó a Putin de favorecer a Trump

Estados Unidos empezó a señalar a Rusia como responsable del pirateo a primeros de octubre mediante un comunicado de la Dirección Nacional de Inteligencia. Faltaba un mes para las elecciones y Obama rehusó hablar de medidas de respuesta, pero este diciembre se conoció que la CIA acusaba a Rusia no solo de estar detrás de los ciberataques, sino de haberlo llevado a cabo con el objetivo de empujar la carrera de Trump a la Casa Blanca.

Éste se ha mostrado contrario a sanciones. Cuando se filtraron los primeros correos de la campaña de Clinton, el entonces candidato republicano dejó estupefacta a buena parte del país al animar jocosamente de Rusia a espiar a la candidata republicana. Este jueves, un portavoz del equipo de transición insistió en conferencia telefónica en que el Gobierno, de tenerlas, debería hacer públicas las pruebas de que alguien ha interferido en las elecciones. “Deberíamos seguir adelante con nuestras vidas”, había dicho Trump el miércoles a los periodistas que le preguntaron por el asunto.

La pregunta ahora es la siguiente: ¿Qué ocurrirá el 21 de enero después de que Donald Trump tome posesión del despacho Oval? ¿Volverán los ahora expulsados?Para Rusia, reacción de "histeria" que "dificulta las relaciones" 

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha declarado que las sanciones que ha decretado Estados Unidos por la supuesta injerencia cibernética rusa son "contraproducentes" y van a "dificultar el restablecimiento de las relaciones bilaterales" entre Moscú y Washington.

"Cualesquiera sanciones antirrusas carecen de perspectiva y son contraproducentes", aseguró este jueves el plenipotenciario para Derechos Humanos, Democracia y la Supremacía del Derecho en el Ministerio de la Relaciones Exteriores, Konstantín Dolgov.

"Solo puedo volver a confirmar que la histeria de las sanciones demuestra la completa desorientación de la Administración saliente de EE.UU.", precisó el representante de la diplomacia rusa. "Este tipo de pasos unilaterales tienen como fin perjudicar las relaciones y dificultar su restablecimiento en el futuro", resumió Dolgov.

Ahora en portada

Comentarios