Miércoles, 20.11.2019 - 07:20 h

PP y Podemos serían los grandes beneficiados si se repiten las elecciones

  • Rajoy aspira a recuperar los 3,6 millones de votantes que ha perdido y Pablo Iglesias busca el sorpasso.
  • El PSOE, dividido, y Ciudadanos, que no cumplió las expectativas, serían los perjudicados.
Cómo quedaría el Parlamento en las elecciones del 20D de 2015 si todos los votos valieran lo mismo

En los cuatro principales partidos a nivel nacional la convocatoria de nuevas elecciones es un escenario que ya se está manejando. Ven improbable la formación de un Gobierno estable, por lo que ya se preparan para una nueva cita con las urnas en mayo. ¿Quiénes serían los beneficiados y los perjudicados de esta probable situación?Los beneficiados: PP y PodemosEl Partido Popular sería uno de los principales beneficiados. Así lo creen en Génova. La misma noche electoral del 20D algún cuadro medio (ningún dirigente dio la cara en público) ya habló de una hipotética 'segunda vuelta' y dijo que ese escenario les beneficia.En el PP creen que en una reválida electoral podrán recuperar a gran parte del electorado que les ha dado la espalda en estas generales. No cuentan con volver a atraer a los 3,6 millones de electores que han perdido en esta legislatura, pero sí con hacerse con quienes se han quedado en casa y con quienes se han marchado a otros partidos, especialmente a Ciudadanos.Lo que no está claro es que Rajoy vaya a ser el candidato del PP en caso de nuevas elecciones. Él ha dicho que su intención es la de presentarse al próximo congreso, pero el partido podría cuestionar su figura y activar el mecanismo para sucederle. Podemos también saldría beneficiado, en principio, de una nueva cita con las urnas a nivel nacional. Su resultado histórico, gracias a la suma de las marcas asociadas al partido, animaría a los votantes de izquierdas logrando, incluso, el ansiado 'sorpasso' al PSOE. Pablo Iglesias ya afirmó el mismo 20D que "estaremos encantados de asumir ese escenario" de una vuelta a los colegios electorales.Hay que recordar que Podemos experimentó durante la campaña un notable avance, yendo de menos a más. "Si hubiera habido más debates, habríamos tenido mayoría absoluta", llegó a decir Iglesias. Una circunstancia similar a la de las Europeas, cuando el partido morado obtuvo cinco eurodiputados. Entonces concluyeron que si los comicios se hubieran retrasado unas semanas hubieran doblado el número de parlamentarios.Los perjudicados: PSOE y CiudadanosEl PSOE de Pedro Sánchez no saldría bien parado de una nueva cita con las urnas. En primer lugar, porque el liderazgo del secretario general se encuentra fuertemente cuestionado por barones, vieja guardia, Andalucía y el PSM. En segundo lugar, porque en caso de que Sánchez deje paso a otro candidato, apenas habría tiempo para consolidar su figura a nivel nacional.Los socialistas se enfrentan a un serio problema: no tienen líderes sólidos capaces de dar el paso a la primera línea. No tienen referentes ideológicos con capacidades para optar al Gobierno, al menos a priori.Susana Díaz es la única dirigente que concita todas las miradas. La única duda es si la presidenta andaluza estaría dispuesta a dar el paso sin asegurarse antes la secretaría general.Ciudadanos, por su parte, también sufriría considerablemente el envite de una nueva cita con las urnas. En la formación naranja lo saben y por eso algunos dirigentes afirman en privado que no quieren que se repitan las generales.

El temor del partido liderado por Albert Rivera se encuentra en que los electores asuman que los 40 diputados que ha obtenido Ciudadanos no vayan a servir para nada y opten por apoyar a otras formaciones.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING