Martes, 16.10.2018 - 12:37 h

La Policía prevé interrogar a más personas esta mañana antes de tomar declaración al presidente del Grupo Trui

La Policía Nacional tiene previsto interrogar a más personas relacionadas con la Operación Pasarela antes de tomar declaración al presidente y propietario del Grup Trui, Miquel Jaume, quien ha dormido su segunda noche en los calabozos, después de que fuera arrestado el pasado lunes, una vez que la policía judicial y los fiscales Anticorrupción registraran la sede de su grupo empresarial, ubicado en la calle Licorers del Polígono de Marratxí.

PALMA DE MALLORCA, 21 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional tiene previsto interrogar a más personas relacionadas con la Operación Pasarela antes de tomar declaración al presidente y propietario del Grup Trui, Miquel Jaume, quien ha dormido su segunda noche en los calabozos, después de que fuera arrestado el pasado lunes, una vez que la policía judicial y los fiscales Anticorrupción registraran la sede de su grupo empresarial, ubicado en la calle Licorers del Polígono de Marratxí.

Así lo han informado a Europa Press fuentes policiales, que han señalado que, de momento, se desconoce si los agentes y los fiscales Anticorrupción tomarán esta mañana declaración a Jaume o esperarán a esta tarde, por lo que incluso se podría prolongar un día más su detención agotando las 72 horas máximas que permite la ley.

La Policía y los fiscales decidieron ayer aplazar hasta hoy la toma de declaración del presidente del Grupo Trui, debido a la "gran cantidad de documentación incautada" tras el registro que se llevó a cabo este lunes en esta empresa dedicada a la organización de espectáculos.

De este modo, la policía judicial y los fiscales han estado en las últimas horas analizando toda la documentación, así como tomando declaración a varias personas relacionadas con este nuevo caso de supuesta corrupción, que afecta a la pasada legislatura, enmarcado en la denominada Operación Pasarela, por la cual ya ingresó en prisión de manera provisional el pasado sábado el ex gerente del IBATUR, Juan Carlos Alía.

Una vez obtengan toda la información pertinente, procederán a interrogar al presidente del Grup Trui sobre el supuesto pago de comisiones a los ex gerentes del Ibatur por la organización y el montaje de la mayoría de stands de promoción turística que se llevaron a cabo durante el anterior Gobierno de Jaume Matas y por lo cual esta empresa habría facturado millones de euros.

Por el momento, según las fuentes policiales, no se prevé ninguna detención más, salvo que Jaume implique, una vez sea interrogado, a alguna persona más en esta supuesta trama de corrupción urdida en la pasada legislatura en torno al Instituto Balear de Turismo (Ibatur).

Con Jaume, un total de 16 personas han sido arrestadas en el marco de la Operación Pasarela, que investiga las adjudicaciones presuntamente irregulares a distintas empresas contratadas para actos de promoción de las islas y otros eventos durante la pasada legislatura, entre las que se encontraría Trui.

Entre los arrestados, se encuentran los ex gerentes del Ibatur, Juan Carlos Alía y R. A., el ex secretario y ex asesor jurídico de la empresa pública, Miquel Àngel Bonet, uno de los socios propietarios del grupo Clave Comunicación, Juan Velasco, y el empresario de relaciones públicas Kamal Dorai.

También han sido detenidos el socio de Clave Alberto Vergés, cuatro jefes de diferentes secciones del Ibatur, F.T.B., L. S., A.G. y P.P.; el empresario de Gestora Balear de Negocios, José Calvo; el presunto testaferro de éste, Mariano Villalba; la mujer de Kamal Dorai, Francisca J; el propietario de la productora Spiral, Guillem Deyà, y el de la empresa Centro de Comunicación Creativa, Bartolomé Morey.

Se da la circunstancia de que Alía ha sido el primer imputado en ingresar en prisión, después de que el pasado sábado el titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, decretase su privación de libertad sin fianza tras la declaración efectuada por Morey, quien implicó al ex director gerente en los hechos indagados en esta presunta trama de corrupción.

Según las investigaciones del caso, Alía habría exigido comisiones de entre el 10 y el 15 por ciento por los diversos contratos adjudicados desde su departamento. El caso, que se encuentra bajo secreto de sumario, fue abierto el pasado mes de junio.

Ahora en Portada 

Comentarios