(AMPLIACIÓN) EL ESTADO REDUJO SU DÉFICIT UN 32,6% HASTA AGOSTO

El Estado registró a cierre de agosto un déficit de 21.502 millones de euros, lo que supone un 32,6% menos que en el mismo periodo de 2016 (31.913 millones).
Según la información publicada este miércoles por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, esta cuantía equivale al 1,84% del PIB, frente al 2,85% del mismo periodo del año anterior.
Los 21.502 millones son resultado de unos recursos no financieros del Estado de 113.074 millones (+5%) y de unos empleos no financieros de 134.576 millones (-3,6%).
El déficit primario del Estado, que excluye el gasto por intereses, se situó en el 0,32% del PIB, con un descenso del 71% hasta agosto.
RECURSOS NO FINANCIEROS
Hasta finales del mes de agosto, los recursos no financieros del Estado ascendieron a 113.074 millones, frente a los 107.710 millones registrados en el mismo periodo de 2016.
Los ingresos por impuestos y cotizaciones alcanzaron los 103.188 millones, con un aumento del 6,7% respecto al mismo periodo del año anterior.
Hacienda destacó el incremento de los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio que crecieron un 11,5% hasta alcanzar los 36.951 millones, debido fundamentalmente al aumento de los ingresos del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades por los cambios normativos introducidos en 2016.
Los devengos del Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) aumentaron un 2,2% hasta los 20.636 millones, compensado en parte por el efecto de la liquidación definitiva de 2015, abonada en julio, que ha supuesto mayores ingresos en las comunidades autónomas respecto a la liquidación del 2014 por importe de 640 millones.
Los impuestos sobre la producción y las importaciones avanzaron un 4,8%, hasta los 61.198 millones, debido fundamentalmente a la evolución de los ingresos por IVA que aumentan hasta agosto un 5,8% respecto al mismo periodo del año anterior.
Entre las rúbricas que disminuyeron destaca el descenso de las rentas de la propiedad en un 11,6% debido a la caída de los beneficios del Banco de España en 584 millones, compensado en parte con el aumento de los dividendos de Enaire por importe de 292 millones, frente a los 207 millones en 2016.
EMPLEOS NO FINANCIEROS
Hasta el mes de agosto, los gastos no financieros del Estado se redujeron un 3,6% interanual, hasta los 134.576 millones. Se observa un descenso generalizado en casi todas las rúbricas de gasto, con una caída de los empleos corrientes de un 3,4% respecto al periodo enero-agosto de 2016.
Las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas, que son la partida de mayor volumen, descendieron en 2.040 millones, destacando las menores transferencias a los Fondos de la Seguridad Social que cayeron un 17,2%, así como por las menores transferencias realizadas al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para financiar las prestaciones por desempleo.
También bajó el gasto en consumos intermedios, en un 10,7%, así como los intereses devengados que registraron hasta agosto un descenso del 6%.
Del mismo modo, se redujo la remuneración de asalariados en un 3,2 %, cifra que recoge el efecto de la devolución de la mitad de la paga extra de 2012 en 2016. Descontado dicho efecto, Hacienda indicó que la remuneración de asalariados descendería en un 0,4%.
Entre las partidas de gasto corriente que aumentaron destacaron las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie, que registran un incremento del 1,9%, consecuencia fundamentalmente del crecimiento de las pensiones de clases pasivas, que aumentan un 3,9% respecto al mismo periodo del año anterior.
Dentro de los empleos de capital, destacó la formación bruta, que cayeron un 10,6% respecto al mismo periodo de 2016.

Ahora en portada

Comentarios