La Asamblea aprueba el presupuesto regional de 2017

La Asamblea Regional ha aprobado hoy con el voto a favor de PP, la abstención de Ciudadanos (C's) y los votos en contra de PSOE y Podemos el proyecto de Ley de Presupuestos 2017, que entrará en vigor en enero.

La Comunidad dispondrá el próximo año de 4.258 millones de euros. Según se ha detallado durante el debate del dictamen de la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuesto, se invertirán 93 millones en empleo, 21 millones para el Mar Menor, 1.322 millones para garantizar la calidad en la Educación, 317 millones para Política Social, 43 millones para infraestructuras hospitalarias y centros de Salud, asimismo los municipios percibirán 45 millones de euros para obras y Caravaca de la Cruz obtendrá 8 millones de euros en total.

Tras el debate, el consejero de Hacienda y Administración Pública, Andrés Carrillo, ha recordado que el trámite parlamentario ha estado marcado por la aprobación del objetivo de déficit de la Comunidad por parte del Gobierno nacional, que no se fijó hasta que no se hubiese constituido Gobierno.

Para Carrillo es "estratégico" haber aprobado el presupuesto antes de fin de año, a fin de que 2017 sea "un año clave" para la Región en materia de empleo y de "crecimiento sostenido y estable". El consejero ha incidido asimismo en que el presupuesto mejora la calidad del empleo y apuesta por cuestiones como la regeneración del Mar Menor. Sobre el año que se deja atrás Carrillo ha expuesto que se ha acabado con la lista de espera para percibir la renta básica y "han disminuido" las listas de espera en la Sanidad. A su vez, ha agradecido la colaboración de PP y Ciudadanos para la aprobación de las cuentas regionales.

El acuerdo alcanzado durante el trámite presupuestario entre PP y Ciudadanos (C's) ha favorecido que éste sea el único grupo parlamentario que haya introducido cambios sustanciales en las cuentas regionales para 2017. Los populares han aprobado 87 enmiendas de Ciudadanos por valor de 32 millones de euros. Dentro de esas propuestas la formación naranja ha introducido medidas para 27 municipios de la Región. "No se puede ser más municipalista", ha advertido el portavoz de la formación naranja, Miguel Sánchez, que ha recordado que estas medias son por un valor de 15 millones de euros y ha reiterado que se asegurarán de su cumplimiento, "no como el de 2016, del que el 50% del presupuesto ha quedado sin ejecutar".

A pesar del acuerdo alcanzado con el PP, el grupo ha decidido abstenerse en la votación de las cuentas regionales porque aunque se han introducido cambios en el presupuesto de 2017, señalan que "tienen muchas carencias". Sánchez ha asegurado que la posición de su grupo es "por responsabilidad", para que la Región tenga presupuestos a principio de año y que los funcionarios puedan cobrar la paga extra de Navidad de 2012.

El portavoz de la formación naranja también ha "lamentado" la actitud de PSOE afirmando del portavoz socialista "parece una plañidera; el año pasado no les pareció mal que negociáramos los presupuestos con ellos". Sánchez ha incidido en que su partido "no es sectáreo, nos sentamos con todo el mundo a negociar y hemos sido muy honestos con el PSOE informándoles de cómo iban las cosas". También ha reiterado que constituirán una comisión de seguimiento que se reunirá mensualmente para valorar el estado de ejecución de las cuentas.

Desde el PP, tanto su portavoz, Víctor Manuel Martínez, como el diputado Domingo Segado han asegurado que se ha trabajado para asegurar un presupuesto regional que "no perjudica a nadie". Han manifestado que Ciudadanos "se ha dado cuenta" de que "no se puede fiar de Tovar, un partido que tiene el objetivo de perjudicar al Gobierno de la Región". En sus palabras, "no se puede hablar de sectarismo" en el trámite parlamentario "y sí de diálogo, pacto y entendimiento y acuerdo entre formaciones políticas".

"TRÁMITE ATROPELLADO"

Por su parte, los grupos de la oposición PSOE y Podemos han criticado durante el debate parlamentario el "trámite atropellado" del debate presupuestario, ya que para evitar una prórroga de los mismos, se llegó a un acuerdo entre Ciudadanos y PP para acortar los trámites y aprobar las cuentas regionales a final de año.

Desde la bancada socialista, Ángel Rafael Martínez, ha denunciado la situación de "inseguridad jurídica" que ha supuesto este proceso de 17 días en vez de dos meses, como se fija en el artículo 46 del Estatuto de Autonomía. El diputado ha apuntado que durante el trámite "hay que tener claro los criterios de admisión e inadmisión de enmiendas", en relación a enmiendas que no se les han admitido y que sí entraron a debate durante la tramitación de los presupuestos de 2016.

El PSOE se da de plazo hasta el lunes para "valorar" todo el proceso y recurrir judicialmente el trámite presupuestario que "ha sido un atropello, ha sido nefasto".

Quien sí que ha decidido ya que recurrirá el proceso en los tribunales es Podemos. Su portavoz, Óscar Urralburu, ha anunciado que su grupo presentará un recurso contencioso administrativo "por la vulneración de los derechos políticos fundamentales". A su juicio, la Cámara "no debería permitir este atropello político", a lo que añade que Ciudadanos "se ha acompasado con los ritmos del PP" a los que acusa de interesarles una rápida tramitación de las cuentas regionales para evitar que coincidan los tiempos de tramitación "con la imputación de Pedro Antonio Sánchez". Entre las enmiendas que no se les han aceptado para su debate destacan unas que hacen alusión al control por parte de la Asamblea de los presupuestos.

En cuanto al presupuesto para 2017, el diputado de Podemos Antonio Urbina considera que son unas cuentas "continuistas", incidiendo en que "se ha aplicado el rodillo" con las enmiendas de dos de los tres grupos de la oposición. Afirma que el presupuesto "es fallido" y cree que a lo largo del próximo año se producirán operaciones de cambio de crédito, "tendremos un déficit que vulnerará el permitido por el Ministerio de Hacienda".

Para el PSOE las cuentas aprobadas también son "falsas", afirman que hay cuestiones que "piden a grito una solución en la Región", pero que con el acuerdo entre Ciudadanos y PP "se reafirman" las políticas del PP. Una política que califican de "vieja" y que adolece, según dicen de "cambio". Además inciden en que el PP ha mostrado una "falta de disposición" a hablar con otros grupos; "se deja a mucha gente esperando soluciones" y advierten que si Ciudadanos mantiene su posición "tendremos más difícil confluir con ellos".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios