Azpiazu espera que en el primer semestre se reúna una primera Comisión Mixta para avanzar en un acuerdo en el Cupo

Azpiazu espera que en el primer semestre se reúna una primera Comisión Mixta para avanzar en un acuerdo en el Cupo

El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha apostado por que en el primer semestre de este año se convoque una primera Comisión Mixta del Concierto para avanzar en "el acuerdo más ventajoso" posible en la liquidación del Cupo y "fijar las bases" de una nueva Ley quinquenal de Cupo que permita tener "una holgura financiera".

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, el nuevo consejero de Economía y Hacienda ha lamentado que el Gobierno de Mariano Rajoy fue "nefasto" en su legislatura de mayoría absoluta, en la que tuvo una "falta de respeto político, sobre todo, a las minorías", por lo que "ahora que no tiene mayoría absoluta" tendrá que realizar "muchos cambios" si desea "llegar a acuerdos de verdad" con el PNV.

De este modo, ha insistido en que se requerirá "un giro de 180 grados" en su actitud porque "no cabe estar recurriendo e invadiendo competencias continuamente y ahora pedir sin más el apoyo". "Veremos si se produce. Ese es el supuesto deshielo, que creo que va muy poco a poco, pero parece que algo hay", ha señalado.

En esta línea, ha explicado que los "primeros contactos" que han mantenido los consejeros Josu Erkoreka, Arantxa Tapia y él mismo con el Ejecutivo central han sido "cordiales" y constituyen "pasos que hay que ir dando, pero luego veremos si eso se va concretando" en temas como los accesos del tren de alta velocidad a las capitales vascas o acuerdos sobre el Cupo. "Una cosa es la primera impresión, que puede ser positiva, y otra la realidad", ha apuntado.

El consejero de Economía y Hacienda ha recordado que "hay diez años de Cupo para liquidar", con "condicionantes técnicos y no sólo técnicos" para "liquidar como es debido esta cuestión", y también ha habido "conflictos en materia de la propia gestión del Concierto".

"Son cosas de calado que requieren tiempo", ha insistido Azpiazu, que ha explicado que las administraciones vascas "ya mandamos los representantes" y se encuentran a la espera de que el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro designe su grupo de trabajo para establecer "un calendario y un método de trabajo para empezar a avanzar de verdad en estas cuestiones y ver cuál es la posibilidad real de avance".

Según ha indicado, Euskadi tiene "una posición clara" y "firme desde el punto de vista técnico" de cara a esa negociación, pero "vamos a dejar abierto en principio a que ellos planteen también sus posiciones en relación a las discrepancias" en relación a la liquidación del Cupo de los últimos años y, "a partir de ahí, ver si somos capaces de llegar a algún tipo de acuerdo".

Por su parte, ha considerado que no se trata del "todo o nada por ninguna de las dos partes", sino que "ahí está el margen de la negociación". Por ese motivo, no le gustaría "hablar" de una cifra porque "seguramente algo de razón habrá en las dos partes" y le gustaría "avanzar en un acuerdo". No obstante, ha señalado que, si la administración vasca tuviera "la razón en todo", podría rondar los 1.600 millones.

ACUERDO VENTAJOSO

El objetivo, ha manifestado el consejero, es "conseguir el acuerdo más ventajoso" en relación a la liquidación del Cupo y, además, establecer una nueva ley que "fije las bases de las aportaciones al Estado para los próximos cinco años", de manera que "la cifra que se establezca como Cupo del año base, y que luego se actualice, sea una cifra que nos permita tener una holgura financiera".

Azpiazu ha explicado que le gustaría que, en el primer semestre de este año, fuera posible convocar una primera Comisión Mixta del Concierto para "avanzar sobre todas estas cuestiones".

SIN "MUCHAS ALEGRÍAS"

Por otro lado, ha admitido que las cifras para elaborar los presupuestos vascos del próximo año "no dan para muchas alegrías" ya que "todavía tenemos que seguir reduciendo el déficit público" y, además, los recursos de la recaudación tributaria "no son todo lo buenos que nos gustaría".

Por ello, ha advertido, "tendremos que seguir haciendo esfuerzos y, con poquísimos aumentos, tratar de llevar a cabo todas las políticas que, a lo largo de esta legislatura, tenemos que hacer".

A su entender, el proyecto de cuentas que va a elaborar el Gobierno vasco debería ser "aceptable para todo el mundo" en el Parlamento vasco porque va a "respetar" las políticas sociales, a recoger "objetivos" como el impulso de la actividad económica y la innovación, y a tratar de "mejorar cierto tipo de prestaciones" como la Sanidad o la Educación.

Azpiazu, que ha indicado que el objetivo es que los presupuestos cuenten con "el máximo apoyo", ha esperado que para finales del mes de febrero el proyecto de presupuestos "esté en el Parlamento" y para mediados del mes de abril "tengamos unos presupuestos aprobados y en marcha".

Por otro lado, se ha referido a la futura ley de Aportaciones, para la que se requiere "liquidar las aportaciones de años atrás y aprobar una nueva ley", y ha recordado que "las leyes de aportaciones siempre han sido leyes no pacíficas" porque no es "fácil" alcanzar acuerdos "cuando se trata de hablar de reparto de dinero". "Todo el mundo cree que tiene que recibir más y aportar menos", ha apuntado.

En cualquier caso, ha afirmado que, entre todas las instituciones, se va a tratar de "establecer unas aportaciones que respondan a las características de cada territorio, a la capacidad de recaudación de cada territorio, con paz institucional y con sentido común".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios