EL NUEVO BONO SOCIAL ESTABLECERÁ DISTINTOS NIVELES DE DESCUENTO EN FUNCIÓN DE LA RENTA

- Los 2,4 millones de hogares que lo reciben ahora mantendrán la ayuda. El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, explicó este viernes que el nuevo bono social va a establecer distintos niveles de protección y de descuento a los consumidores vulnerables, que se definirán en función de su renta.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros que aprobó un real decreto que inicia la regulación del bono, Nadal indicó que los actuales perceptores de la ayuda seguirán recibiéndola.
Esto supone que los 2,4 millones de hogares que pertenecen a familias con todos sus miembros en situación de desempleo, a perceptores de pensiones mínimas, a familias numerosas y a consumidores con potencia contratada inferior a 3 kilovatios seguirán contando con el descuento del 25% en la factura.
Además, en función de la renta, habrá algunos de estos hogares que podrán contar con mayor protección, ya sea a través de mayores descuentos o de la ampliación de dos a cuatro meses del plazo para que se produzca el corte del suministro.
Asimismo, la norma establece que no podrá suspenderse el suministro eléctrico a los consumidores en situación de especial vulnerabilidad que estén siendo atendidos por los servicios sociales de las Administraciones Públicas.
También establece que las comercializadoras eléctricas cofinanciarán una parte de los gastos que las administraciones competentes estén ya realizando para atender a estos consumidores.
El decreto aprobado hoy, que debe entrar en vigor mañana, fija el nuevo sistema de financiación del bono que corrige los elementos que provocaron su anulación por parte del Tribunal Supremo el pasado octubre. En concreto, el decreto establece que la financiación de esta ayuda social será asumida por todas las comercializadoras eléctricas y no solo el 94% como hasta ahora.
Adicionalmente, contempla que el Gobierno desarrolle un reglamento, en el plazo de tres meses, que establezca otros aspectos como la prohibición del corte a los hogares vulnerables o la definición de las distintas categorías de beneficiarios.
Por otro lado, el decreto habilita también al Gobierno a introducir mejores condiciones de comercialización para el conjunto de los consumidores a través de determinadas prácticas que den mayor grado de trasparencia como la implantación de un indicador que permita comparar distintas ofertas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios