Rajoy dice que hará todo lo posible para aprobar los PGE y para que las diferencias no sean "insalvables"

Rajoy dice que hará todo lo posible para aprobar los PGE y para que las diferencias no sean "insalvables"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha indicado este viernes que el Gobierno hará todo lo posible para que haya nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 2017, y ha afirmado que no tiene por qué haber diferencias "insalvables".

Rajoy, que ha ofrecido una rueda de prensa en Moncloa para hacer un balance político y económico del año que ahora termina, indicó que el Gobierno comenzará en enero a elaborar las cuentas públicas y, para ello, mantendrá conversaciones con Ciudadanos, con Coalición Canaria, con el PSOE y con otros grupos que quieran sumarse al acuerdo, del que aseguró que sería "muy necesario" tenerlo pronto.

En este sentido, afirmó que el escenario que contempla el Gobierno es que habrá nuevos Presupuestos y añadió que si no fuera así, no trataría de alcanzar un acuerdo con los demás grupos parlamentarios. Además, dijo que ofrecerá una "buena" propuesta y que el Ejecutivo acudirá a esta reuniones con actitud "animosa".

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo destacó que la incertidumbre política que vivió España a lo largo de casi todo este año no ha frustrado ni la recuperación económica ni la creación de empleo gracias a las "acertadas" reformas emprendidas por el Ejecutivo durante la pasada legislatura, a lo que también ha contribuido contar con unos Presupuestos en 2016 a pesar de las "críticas" iniciales de algunos partidos políticos.

"Es cierto que hemos vivido un largo y pernicioso periodo de interinidad y bloqueo político, pero se han evitado daños mayores y nuestros últimos acuerdos han tratado de enmendar el deterioro y desconfianza de estos diez meses de parálisis política", añadió.

En este sentido, afirmó que la incertidumbre política no ha afectado a la recuperación debido, primero, a la "rapidez" de la misma, pero también a las reformas emprendidas, que han propiciado un crecimiento "sólido y robusto" que debe mantenerse en los próximos años.

PGE 2016, "PARAPETO DE SEGURIDAD".

Además, indicó que el hecho de contar con Presupuestos en 2016, a pesar de las críticas iniciales de algunos partidos, se ha mostrado como una decisión "prudente y responsable", ya que han servido de "parapeto de seguridad" que ha protegido la recuperación y la creación de empleo y ha aportado confianza.

"Sin ellos y sin las reformas económicas acertadas, nunca se habría producido el crecimiento y el empleo de este año", subrayó Rajoy, tras indicar que la última Encuesta de Población Activa (EPA) muestra la creación de más de 478.000 empleos, hasta un total de 18,5 millones de ocupados, millón y medio más que durante el peor momento de la crisis.

Asimismo, aseguró que el descenso del desempleo ha sido "muy esperanzador" en 2016, con más de medio millón de parados menos y una tasa de paro por debajo del 19%, ocho puntos menos que cuando el PP llegó al Gobierno, y añadió que "pese a todas las incertidumbres", la economía española crecerá este año un 3,2%, el ritmo de crecimiento "más elevado" de las grandes economías europeas y casi el doble que la media de la Eurozona.

Igualmente, resaltó que aunque la crisis ha dejado "innumerables secuelas" en la economía española, también ha aportado cosas positivas como que España se ha convertido en una "potencia exportadora" y el sector exterior ya supera el 33% del PIB, con lo que 2016 será el quinto año consecutivo en el que se logre un saldo positivo de la cuenta corriente.

También destacó el año "histórico" en materia de turismo, con más de 71 millones de turistas extranjeros, así como el aumento de las ventas minoristas y de las grandes empresas, de las matriculaciones de turismos, de los precios del mercado de la vivienda o de la creación de empresas.

EL DÉFICIT PÚBLICO SE CUMPLIRÁ.

Según el jefe del Ejecutivo, la única cifra que no evolucionó en 2016 de acuerdo con las expectativas ha sido el déficit público. Sin embargo, señaló que gracias a la orden de cierre anticipado de los Presupuestos y al aumento de los pagos fraccionados para las grandes empresas, España está en condiciones de cumplir el objetivo de déficit del 4,6% del PIB para este año.

"El esfuerzo que ha hecho la sociedad (para reducir el déficit) ha sido admirable; entre todos, hemos conseguido devolver la confianza y la credibilidad en las cuentas públicas y así hemos de seguir hasta que España logre cumplir con los requisitos de estabilidad fijados en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento", reiteró.

Sobre la derogación de la reforma laboral que piden algunos partidos políticos, el jefe del Ejecutivo afirmó que no le gustaría que se derogaran las reformas económicas porque han funcionado. "Lo que se cambia es lo que no funciona, pero lo que funciona no se puede cambiar", reiteró Rajoy, quien apuntó que tratará de trasladar a los demás partidos que sería un "enorme error jugar con ellas o cambiarlas porque sí".

Por último, entre los objetivos económicos de cara al futuro, mencionó la recuperación del 10% del PIB que se ha perdido durante la crisis, algo que puede alcanzarse a mediados del próximo año, así como llegar a los 20 millones de ocupados en 2020, completar el saneamiento de las cuentas públicas y salir del procedimiento de déficit excesivo, asegurar el futuro de las pensiones y diseñar un nuevo modelo de financiación autonómica.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios