Vara confía en encontrar "puntos de encuentro" con la oposición para reformar el Impuesto de Sucesiones con "coherencia"

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha confiado este jueves en encontrar "puntos de encuentro" con los grupos de la oposición que permita reformar el Impuesto de Sucesiones "desde el principio de la coherencia", de tal forma que se mantenga "el control de los ingresos y de los gastos, es decir, asegurando la estabilidad y el cumplimiento del objetivo de déficit".

Vara confía en encontrar "puntos de encuentro" con la oposición para reformar el Impuesto de Sucesiones con "coherencia"

En ese sentido, Vara ha reiterado su ofrecimiento a hablar sobre este asunto, ya que a su juicio, "las grandes reformas, y las fiscales son unas de ellas, hay que hacerlas con grandes consensos", tras lo que ha considerado "posible" que encuentren "puntos de encuentro" con PP, Ciudadanos y Podemos "para hacer una reforma fiscal de aquí a final de año, que permita mejorar la situación de aquellos extremeños que lo están necesitando".

Fernández Vara se ha pronunciado de esta forma, en el pleno de este jueves en la Asamblea de Extremadura, a raíz de una pregunta de PP sobre los "motivos por los que aún no ha cumplido su compromiso de reducir determinados impuestos".

En la formulación de su pregunta, el presidente del Grupo Parlamentario Popular, José Antonio Monago, ha aseverado que Fernández Vara "tiene algo en común con Donald Trump", ya que ambos prometieron una reforma fiscal y bajar los impuestos, sin embargo, el presidente estadounidense "lleva ocho meses y los ha bajado", y el extremeño "lleva más de dos años y está bastante 'slow' en este tema".

Monago ha recordado que Extremadura "es la región con la segunda mayor presión fiscal de España", y ha recordado que en la actualidad hay "un escenario de más ingresos", debido a "transferencias del Estado, y con los mecanismos extraordinarios para pagar la factura de los proveedores, y derivados del consumo", ha señalado.

Por este motivo, el dirigente del PP ha considerado que Vara "no tiene excusa para fijar un nuevo modelo fiscal", ya que, además de que hay más ingresos, "lo prometió a los extremeños ante notario", tras lo que ha reiterado que "tiene ocasión de hacerlo con el próximo presupuesto".

Así, Monago se ha mostrado dispuesto a "hablar" sobre este asunto, aunque ha confiado en que tenga lugar "con mayor éxito que las dos veces anteriores que hemos hablado", en el que según ha lamentado, el presidente extremeño "firma negro sobre blanco que va a hacer, lo que luego no hace".

TRAS EL CAMBIO EN ANDALUCÍA

Ante esta pregunta, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha recordado que la reforma fiscal que planteó en el Debate sobre el Estado de la región "iba encaminada a disminuir un punto a aquellos que tienen las rentas más bajas", y señaló que "lo lógico" es que esta medida se recoja en la Ley de Presupuestos "para tener inicio en el siguiente ejercicio presupuestario".

También se ha planteado recientemente abordar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ha recordado Fernández Vara, quien se ha mostrado "en contra de una modificación del Impuesto de Donaciones", ya que en los primeros meses pudo "percibir cómo se estaba blanqueando dinero a costa del Impuesto de Donaciones", por lo que decidieron modificarlo.

Sin embargo, a juicio existe "margen en el Impuesto de Sucesiones, y más ahora, que en Andalucía se ha producido también un cambio", con el objetivo de "asemejarse a lo que nosotros estamos haciendo, aunque incrementa las bases imponibles, y teniendo en cuenta que hay 30.000 extremeños que tienen segunda vivienda en Andalucía".

Ante esta situación, "es razonable que nos podamos plantear unas modificaciones" que, según ha señalado Fernández Vara, se va "a llevar a la negociación con los grupos políticos", por lo que si finalmente se acuerdo, los presupuestos tendrán que ir acompañados de una ley de medidas fiscales, y "este será el momento en el que lo podamos discutir".

En este punto, Fernández Vara ha mostrado su "disposición" a discutir sobre este asunto, "porque hay realidades que pueden ser que, porque afectan a poca gente, a veces decimos que no nos preocupan", cuando según ha dicho, "hay cosas que aunque afecten a poca gente", si esto provoca que "haya personas que tienen que renunciar a sus herencias porque no las puedan pagar, aquí estamos para intentarlo resolver".

"Hablemos de ello e intentemos buscar una solución", ha señalado el presidente extremeño, quien ha apuntado que ésta se buscará "siempre desde el principio de la coherencia", por lo que habrá que hacerlo "manteniendo el control de los ingresos y de los gastos, es decir, asegurando la estabilidad y el cumplimiento del objetivo de déficit", ha reafirmado.

Ahora en portada

Comentarios