Togo vota hoy su nuevo Parlamento tras casi un año de aplazamientos

Algo más de 3 millones de electores están llamados hoy a las urnas para elegir a los diputados del Parlamento de Togo, tras casi un año de aplazamientos y protestas que han hecho peligrar la presencia de la oposición.

Lomé, 25 jul.- Algo más de 3 millones de electores están llamados hoy a las urnas para elegir a los diputados del Parlamento de Togo, tras casi un año de aplazamientos y protestas que han hecho peligrar la presencia de la oposición.

Las elecciones legislativas, previstas inicialmente para octubre de 2012 y pospuestas en varias ocasiones, renovarán los 91 escaños de la Asamblea togolesa, distribuidos en 30 distritos electorales.

A los comicios de este pequeño país de África Occidental se han presentado 1.174 candidatos, entre ellos 159 mujeres, que los votantes elegirán en 7.660 colegios electorales repartidos por todo el territorio nacional.

Según los observadores, las elecciones permitirán una reconstrucción del mapa político de Togo y podría dar pistas sobre las intenciones de voto en futuros comicios presidenciales.

Los comicios se celebran tras la conversión del antiguo partido gobernante, la Unión del Pueblo de Togo (RPT), creado y liderado por el ex presidente Ñasingbe Eyadema, fallecido el 5 de febrero de 2005 y reemplazado por el actual jefe de Estado, su hijo Faure Ñasingbe.

Su hijo, con la intención de romper con el pasado de su padre, disolvió el partido en 2012 para rebautizarlo como Unión por la República (UNIR).

Este nuevo partido se enfrentará en estas elecciones a oponentes serios como la Alianza Nacional para el Cambio (ANC) de Jean Pierre Fabre, que se ha unido a otros partidos para crear el "Colectivo Salvemos Togo" (CST).

Otro de los adversarios de UNIR será la "Coalición Arco Iris", que amenazó hace unos meses con boicotear las elecciones legislativas y finalmente cambió de opinión, tras la mediación del obispo Nicodème Barrigah, presidente de la Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reconciliación (creada por el Ejecutivo en 2009).

Así, el Gobierno accedió a retrasar las elecciones hasta el 25 de julio, con una campaña electoral que se celebraría entre los días 6 y 23, solución que satisfizo a la mayoría de los partidos.

Uno de los principales retos de estas elecciones será la transparencia y su desarrollo pacífico.

La votación de hoy estará vigilada por unos 6.500 agentes policiales y miembros de las Fuerzas Especiales de Seguridad Electoral.

Organizaciones internacionales como la Unión Africana (UA) y la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO) han desplegado observadores electorales, que se sumarán a los 600 enviados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING