Martes, 11.12.2018 - 22:10 h
Ábalos descarta la dimisión de la presidenta andaluza

El PSOE rebaja el tono con Díaz mientras el PP-A prepara su asalto final a la Junta

Mientras, Cs mantiene que  ellos deben gobernar en la región e insta a populares y socialistas a que acepten su derrota y les dejen gobernar. 

Susana Díaz se resigna a perder la Junta de Andalucía tras los resultados electorales.
Díaz se resigna a perder la Junta de Andalucía tras los resultados electorales. / EFE

Los inesperados resultados políticos en Andalucía, con la irrupción de VOX en el escenario político andaluz, parecen precipitar un cambio de mando en el palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía. Con este escenario, las reacciones se van produciendo a la espera de que las negociaciones entre los distintos bloques se vayan clarificando.

Desde el PSOE intentan asimilar la evidencia cada vez más clara de que perderán el gobierno andaluz tras 36 años en el poder. Pese al descalabro del PSOE-A, su líder y presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, mantiene que es la ganadoras de las elecciones y que intentará por ello recabar los apoyos necesarios para ser presidenta. "Ahora quiero saber dónde están los constitucionalistas y aquellos que venían no a repartirse sillones, sino a contribuir a hacer una democracia más fuerte", indicó Díaz en referencia a PP-A y Ciudadanos (Cs), apuntando que "tenemos una responsabilidad" en esta tierra de no dejar "el Gobierno en manos de la extrema derecha".

Por su parte, la dirección nacional del PSOE, tras sugerir el secretario de organización, José Luis Ábalos que era necesaria una regeneración en el PSOE-A, lo que invitaba a una dimisión de Díaz al frente del partido en Andalucía, replegó velas. "En ningún caso yo planteo dimisiones de nadie ni voy a pedir la dimisión de nadie", afirmó Ábalos. Respecto a la "regeneración" necesaria del partido en Andalucía, afirmó que es tan sólo una "puesta al día", y recalcando que es Susana Díaz la que debe dirigir el proceso para formar gobierno como ganadora de las elecciones.

El secretario de organización socialista si mostró su preocupación por la posibilidad, cada día más real, de que VOX sea clave en la gobernabilidad de Andalucía. "Nos preocupa la gobernabilidad en Andalucía. Hay una amenaza respecto de la calidad democrática, un frente antisociliasta, sin distinguir en las diferencias de las distintas formaciones. Hasta ahora la ultraderecha no conseguía representación en España,y ahora sí. A los partidos de derechas no les importa tejer alianzas con estas formaciones. Igual que los independentistas no son constitucionalistas, VOX tampoco. VOX radicalizará a Cs y el PP", declaró el dirigente socialista. Y añadía. "VOX no comparte valores constitucionalistas".

El PP no descarta ningún pacto con VOX

En el otro bloque, en el que PP y Cs se ven como ganadores y legitimados para gobernar, comienzan las negociaciones a la espera de saber que papel jugará VOX en el nuevo panorama de la política andaluza. Desde el PP no descartan ninguna opción. El líder de los populares, Pablo Casado, al ser preguntado en Radio Nacional si le gustaría que se negociaran consejerías con VOX y que esta formación entrara a formar parte del Gobierno, el líder del PP subrayó que "lo único innegociable" es la presidencia. "Creo que la única posición de partida que es innegociable, que hemos dicho en el Comité Ejecutivo del PP, es que Moreno tiene que ser presidente de la Junta y el PP tiene que ser quien lidere ese cambio", contestó Casado.

El presidente de los populares insistió en que es el PP el que debe liderar el cambio en Andalucía. "Y luego ya si es un acuerdo de investidura, o si es un acuerdo de legislatura o es un acuerdo de Gobierno, se tiene que hablar en primer lugar con Ciudadanos y luego Vox tendrá que decir si tiene una posición pasiva, es decir abstenerse para facilitarlo, o activa a la hora de participar de la línea de programa electoral para estos cuatro años",enfatizó.

Los populares no descartan que la formación que lidera Santiago Abascal entre el gobierno andaluz con alguna consejería. El aspirante a gobernar Andalucía por las filas populares, Juan José Moreno, garantizó en su comparecencia ante el Comité Ejecutivo del PP-A, que no van a "ceder en el empeño de ese liderazgo", para lo que dialogará con Ciudadanos y Vox, y advirtió de que cualquier formación "que trunque el sueño" tendrá un fuerte castigo en las siguientes elecciones.

El otro jugador del tablero en la gobernabilidad, Ciudadanos, sigue insistiendo en que se presentaran a la investidura e invitan a PP y PSOE a que apoyen a su candidato, Juan Marín. "El PP debe aceptar la derrota y su fracaso, porque ha perdido un 50 % de apoyo. PP y PSOE tienen que aceptar la derrota del bipartidismo, ha sido el peor resultado de la historia del PP, del PSOE y del bipartidismo", manifestó la líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas.

Respecto al papel que puede jugar VOX en la formación de gobierno, Arrimadas se mostró escéptica. "Si tendrá la llave o no ya lo veremos. Se ha abierto la negociación, hemos obtenido un resultado histórico en Andalucía y estoy convencida de que el cambio llegará. Pero quién tiene la llave aún no se sabe".

Respecto a las preocupaciones por el ascenso de la irrupción de este partido en las filas socialistas, invitó a la formación de Susana Díaz a que acepte su derrota y se abstenga en una posible investidura del candidato de Ciudadanos. "El PSOE sale de la Junta, eso lo tenemos claro. Si tanto les preocupa, que sean responsables, asuman su derrota y se planteen una abstención para dejar gobernar". Parece que en Andalucía habrá cambio, aunque aún se desconoce quién ocupará el palacio de San Telmo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios