Sábado, 15.12.2018 - 22:49 h
Contraataque en clave catalana

PSOE y Podemos se lanzan en tromba a pedir que los PGE no se vinculen al procés

Iglesias compara con la manada las peticiones de penas para los independentistas y no cree justo perder el nuevo SMI por un asunto judicial. 

Pablo Iglesias
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el Gran Encuentro Municipalista de Alcorcón. / Efe

Partido Socialista y Podemos han activado la operación desvinculación y se han lanzado en tromba para intentar distinguir entre las peticiones de penas de Fiscalía y Abogacía del Estado para los líderes independentistas catalanes conocidas el viernes y cualquier otra cuestión de la actualidad política. En concreto, se han esforzado en separar el recorrido jurídico de la negociación de los próximos Presupuestos Generales de 2019 y los avances en "justicia social" como la subida del SMI o la reforma fiscal que traerían consigo. El futuro de la legislatura puede depender de lo que terminen decidiendo los diputados catalanes en el Congreso, ahora mismo completamente en contra de apoyar las cuentas.

La respuesta de los socios de acuerdo presupuestario se han dividido este sábado por un lado, desde el PSOE, con la doble vertiente de su portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, y del primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Y del otro, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Los tres, con la misma idea de que no es justo que la ley más importante dependa de una situación que viene heredada, según han dicho, del Gobierno del PP.  Aunque, eso sí, el líder de la formación morada ha lanzado un ligero reproche a sus socios de acuerdo: "Por qué tiene que pagar la falta de audacia del actual Gobierno la gente trabajadora".  

Para marcar distancias de su socio, Iglesias ha empezado con un discurso duro (y calcando los argumentos lanzados ayer por el republicano Gabriel Rufián). Ha dicho que es una "vergüenza" que "los violadores de 'La Manada' fueran condenados a nueve años y se encuentren actualmente en libertad provisional, mientras que al exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña Oriol Junqueras la Fiscalía le pida 25 años de cárcel. En un acto para preparar las próximas elecciones municipales de mayo de 2019, a las que Podemos prevé presentarse en 1.000 municipios como marca propia, el líder del partido ha repetido en varias ocasiones la "vergüenza" que siente al ver que "la ley no sea igual para todos".

También ha comparado estos dos casos con otros contra "tirititeros y cómicos" que son "juzgados e incluso encarcelados", y ha reiterado que la situación en Cataluña no lo van a resolver los jueces sino que tendrá que hacerse por cauces políticos. "El conflicto en Cataluña se solucionará con diálogo y lo dice alguien que no quiere que Cataluña se vaya", ha añadido. Pero, una vez sentada la postura política, ha venido el momento de tender la mano y de reclamar compresión. Así, Iglesias ha admitido que la aprobación de los Presupuestos "está más lejos que hace tres días", algo que, para él, ha generado "rabia".

Sin embargo, pese a entender y compartir esa rabia, Iglesias ha pedido a los partidos catalanes presentes en el Congreso que se pregunten "por qué tienen que pagar el autoritarismo del anterior gobierno y la falta de audacia del actual Ejecutivo la gente trabajadora". 

Lastra y la Constitución

En la misma línea de separar ambas cuestiones insisten desde el PSOE. Su portavoz Lastra ha tirado de buenas intenciones y ha reivindicado el clima de diálogo que propició la Constitución. Por ello, ha pedido, en el acto de presentación del candidato del PSC al Ayuntamiento de Tortosa (Tarragona), Enric Roig, "dejar atrás los anhelos partidistas" y anteponer el interés de la ciudadanía para superar el reto al que se enfrentan Cataluña y España: "seguir caminando juntos".

"Cuando me hablan de la imposibilidad de llegar a acuerdos, de la imposibilidad del diálogo, pienso en aquellos que hace 40 años lo hicieron posible", ha dicho Lastra, que ha recordado que una sociedad que estuvo 40 años enfrentada sin embargo fue capaz de ponerse de acuerdo. Aquellas personas -ha subrayado la portavoz del PSOE en el Congreso- "decidieron que iban a hacer política con mayúsculas y que iban a dejar atrás los anhelos partidistas y anteponer el interés de la ciudadanía a sus intereses partidistas".

Por su parte, Iceta ha sido más directo y ha tildado de "gravísimo error unir el debate de los presupuestos a un juicio que no se ha celebrado" en el mismo acto donde ha hablado Lastra. "Es tan ridículo pensar que aquí no se cometió ningún delito, como pensar que se va a solucionar con muchos años de prisión", ha añadido antes de pedir respeto para la independencia del poder judicial: "Un gobierno no puede decidir quién va a la cárcel y quien no".

"Los que quieren escribir el final de la historia antes de que haya empezado el capítulo hacen un error muy absurdo", ha indicado Iceta, que ha calificado de espectáculo tanto las declaraciones del presidente de la Generalitat, Quim Torra, como las de los líderes del PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, respectivamente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios