Martes, 18.06.2019 - 17:36 h
Entrevista en '20 Minutos'

Rajoy ve el 21-D blindado contra los ciberataques, pero teme los 'fake news'

Sobre un indulto a los soberanistas presos: "No está en mi agenda. He sido muy restrictivo con los indultos en general y a políticos en particular".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su escaño del Congreso. EFE/Emilio Naranjo

Apenas restan dos días para las elecciones en Cataluña y, con toda la seguridad Nacional en alerta máxima para evitar cualquier tipo de ciberataque, el presidente del Gobierno ha querido enviar un mensaje de calma a los ciudadanos. En una entrevista publicada hoy por el diario 20 Minutos, Mariano Rajoy ha incidido en que el sistema electoral español "es de los más seguros del mundo" por lo que "debemos estar tranquilos". Sin embargo, el jefe del Ejecutivo no ha ocultado su temor a que haya quienes puedan intentar "manipular a la opinión pública con informaciones falsas o maniobras de desinformación", las conocidas como 'fake news'.

Presentado sobre las posibilidades del bloque constitucionalista de cara a los comicios, Rajoy considera que una mayoría de ese tipo sería muy positiva. "No puede ser que el proceso independentista monopolice la acción de todo un gobierno", enfatiza. Con todo, el presidente ve un escenario muy "polarizado" que entiende que lo más importante es "votar al que no va a fallar". "No puede haber un gobierno constitucionalista sin un PP fuerte", sentencia. 

Mariano Rajoy ha dejado claro que no está en su agenda indultar a los soberanistas presos. "Como presidente del Gobierno he sido muy restrictivo con los indultos en general y a políticos en particular". Al mismo tiempo, ha recordado las denuncias sobre espionaje con fondos públicos a candidatos constitucionalistas. "Esa cuestión está sometida a investigación judicial y no es prudente que yo me pronuncie sobre hechos que no conocemos en su integridad", ha añadido.

Mariano Rajoy no recuerda la fecha exacta en la que habló con el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero sí que le dijo "que no autorizaría un referéndum de independencia". Incide, además, en que habló y mucho, con Artur Mas y luego con Puigdemont, por lo que cree demostrado que que había un plan desde muy atrás para hacer un referéndum por la independencia sí o sí. Sin embargo "se ha demostrado que el Estado tiene instrumentos para defenderse".

Rajoy considera que el 1-O fue una pantomima y pese a que reconoce que no se pudo evitar que aparecieran urnas, tampoco cree que se pueda llamar votación a lo que ocurrió. Con todo y al ser preguntado sobre si cambiaría algo reconoce que "no siempre salen las cosas como a uno le gustaría".

Sobre la aplicación del Artículo 155 de la Constitución, Rajoy entiende qye hizo lo justo y que no se precipitó. "Puigdemont tuvo tiempo de sobra y muchas oportunidades para evitarlo", apunta. Además defiende que Moncloa ha planteado un 155 "razonable", sobre todo teniendo en cuenta que desde la Segunda Guerra Mundial era la primera vez que se cesaba a un gobierno en Europa. "No era fácil y por eso quise acompañarlo de una convocatoria de elecciones", sostiene. 

En el mismo sentido, Rajoy descarta que esta decisión estuviera condicionada electoralmente. "Nunca ha habido una violación tan flagrante de la legalidad y mi obligación era que la legalidad volviera a estar en vigor en Cataluña", mantiene.

Sobre la importancia que está teniendo el relato económico, con la salida de tres millares de empresas de la autonomía desde que se recrudecieron las tensiones políticas, Rajoy confía en que tras las elecciones, las empresas vuelvan a Cataluña, pero para ello "ha de haber certidumbre", señala. El líder del Ejecutivo asegura que habrá un plan específico para la autonomía, que se resolverá con el nuevo gobierno catalán. "Pero lo primero y más eficaz es que haya seguridad jurídica. Es lo que quieren las empresas, y no digamos los inversores internacionales", apunta.

Un crecimiento de al menos el 3%... sin tensiones y Presupuestos

El Gobierno prevé un avance del 2,3% por las dudas generadas en Cataluña, si bien tras las elecciones y si el horizonte se despeja cree que "España podrá crecer al menos al 3%, o por encima". Explica que el Ejecutivo se sentará a hablar "a fondo" sobre los Presupuestos de 2018 en enero, cuando pasen estas elecciones. "Lo haré con todos los que quieran, pero daré prioridad a los que apoyaron las cuentas en 2017, C's, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias", puntualiza.

En términos de empleo, su objetivo es superar definitivamente la crisis en esta legislatura para contar con 20 millones de ocupados. Reconoce que la reforma laboral no ha conseguido mejorar la dualidad del mercado de trabajo y pese a que recuerda que la subida de sueldos es cosa de la negociación colectiva, dice que el Ejecutivo va a intentar dar un mensaje en este sentido, con la subida del salario mínimo interporfesional.

En concreto, va a plantear a los agentes sociales y al PSOE un gran acuerdo a tres años para garantizar su incremento durante ese periodo. "De momento, hemos calculado una subida del 4% para 2018, con lo cual llegaríamos a unos 10.400 euros al año. Vamos a proponer también subidas importantes para 2019 y 2020. Tendría que ser compatible con seguir creciendo y creando al menos 450.000 puestos de trabajo", explica.

Preguntado por cómo restaurar la desafección causada por la crisis o los casos de corrupción como la trama Gürtel, que afecta al PP. Rajoy pone énfasis en que lo importante es que funcionen los instrumentos previstos en la ley. "Con ellos hemos superado todas esas dificultades. También los casos de corrupción que se están viendo en los tribunales. Es muy positivo que la ley actúe", asegura.




Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios