Domingo, 17.12.2017 - 07:25 h

REFUGIADOS. CEAR HACE BALANCE DE 2016: “MACABRO RÉCORD DE MUERTES Y DESESPERANTE LENTITUD DE LA UE”

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) hizo este martes un balance negativo de 2016 en materia de refugiados, por el récord de muertes en el Mediterráneo y por la falta de diligencia que considera que han mostrado la UE y España en los procesos de acogida.
“La UE y España siguieron mostrando una desesperante lentitud en los procesos de reubicación y reasentamiento, y una sorprendente rapidez para establecer nuevos obstáculos a las personas refugiadas”, señala CEAR en su informe resumen del año.
La ONG recuerda que al finalizar 2016, el Mediterráneo se confirma como “la ruta más mortal del mundo”. “El año acaba con el macabro récord de muertes: más de 5.000 personas se habrían dejado la vida en el Mediterráneo tratando de llegar a Europa. Desde el año 2000, la cifra asciende a 37.000 vidas perdidas. En cambio, el número de llegadas a Europa por mar descendió desde el más de un millón del año pasado a algo más de 350.000”, señala CEAR.
A su juicio, el “fracaso de los compromisos europeos de acogida” queda patente en las 60.000 personas atrapadas en Grecia, “que llevan meses hacinadas en campamentos sin que se les ofrezca ninguna solución ni hayan podido presentar su solicitud de asilo”.
El acuerdo “ilegal” entre la Unión Europea y Turquía para la devolución de refugiados y la falta de acuerdos relevantes en las cumbres mundiales sobre migración son otros aspectos que resalta CEAR del año que acaba.
De 2016, aparte del problema de los refugiados, CEAR destaca también que se han cumplido dos años de la muerte de 15 personas en la playa del Tarajal (Ceuta) tras el uso de material antidisturbios,y “aún no se ha hecho justicia".
Como hecho positivo, CEAR se queda con la participación en Río de Janeiro, por primera vez en unos Juegos Olímpicos, de un equipo formado únicamente por personas refugiadas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios