Jueves, 23.11.2017 - 12:28 h

Save the Children manda una carta y dibujos de niños refugiados a Interior para recordar el incumplimiento de acogida

Save de Children ha mandado una carta y unos dibujos de niños refugiados al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, para denunciar el incumplimiento de la cuota de refugiados por parte del Gobierno español, al tiempo que le pide priorizar a los menores extranjeros no acompañados.

Save the Children manda una carta y dibujos de niños refugiados a Interior para recordar el incumplimiento de acogida

Los dibujos enviados han sido pintados por dos hermanos iraquíes, Yussuf, de 9 años, y Karim, de 11, que se encuentran atrapados en los Balcanes después de haber huido del ISIS y de sobrevivir al naufragio de su embarcación. En ellos, los hermanos se han retratado como superhéroes y cuentan lo asustados que vivían en Irak y cómo quieren seguir su viaje a Europa.

En la carta enviada a Zoido, la organización denuncia el incumplimiento de la cuota de acogida y afirma que esto "ha provocado una regresión en los derechos de los niños refugiados". Así, el director general de Save the Children en España, Andrés Conde, ha afirmado que estos niños "son los más vulnerables" y que "no hay ninguna voluntad por parte del Gobierno de traerlos a España, cuando hay plazas de acogida en las comunidades autónomas disponibles para ellos".

La organización denuncia que el Gobierno se comprometió a acoger a 17.337 refugiados antes del próximo martes, 26 de septiembre, sin embargo solo se ha amparado a 1.980, de los cuales, sólo 8 de los llegados en los dos últimos años son menores.

Además, Save the Children denuncia que, debido a las trabas en el proceso de solicitud de asilo, solo sirios y eritreos han podido acceder al mecanismo de reubicación, mientras que afganos e iraquíes han sido excluidos, quedando un elevado número de niños en riesgo.

Por ello, la organización ha acompañado la carta enviada al ministerio con dibujos y testimonios de dos hermanos iraquíes, que se encuentran atrapados en los Balcanes después de haber huido del ISIS y de haber sobrevivido al naufragio de su embarcación en Grecia.

La organización afirma que desde comienzos de agosto, más de 6.000 personas han llegado a los Balcanes y las islas griegas, de los cuales, el 40% son niños, que se ven obligados a vivir en campos sobresaturados sin apenas saneamiento e invadidos por ratas e insectos.

Además, según la ONG estos campos se han convertido en lugares muy peligrosos para los niños, con casos frecuentes de violencia y abusos sexuales. Afirman que las largas estancias en estas condiciones exponen a los niños a daños psicológicos, altos niveles de estrés y ansiedad, depresión y autolesiones.

Por ello, Save the Children ha pedido una serie de medidas a la UE, entre las que se encuentran el establecimiento, en el marco del Reglamento de Dublín, de un mecanismo permanente para compartir la responsabilidad entre los Estados miembro y que las decisiones de reubicación estén guiadas por el interés de cada niño.

Además, la ONG pide que la Agenda de migraciones de la UE fortalezca los sistemas de protección de menores y el diseño de políticas públicas a lo largo de las rutas migratorias, además de tener un enfoque de derechos de infancia.

Por último, piden que se invierta en integración para prevenir la pobreza infantil y la transmisión generacional de desigualdad, así como reforzar y expandir vías legales incluyendo un procedimiento acelerado para la reunificación de las familias.

Ahora en portada

Comentarios