Jueves, 23.11.2017 - 08:56 h

CEAR denuncia el "gran fraude" del proceso de acogida a refugiados y asegura que "sigue habiendo perfiles" para reubicar

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha denunciado el "gran fraude" y "fracaso" del proceso de reubicación y reasentamiento, cuyo plazo finaliza este martes 26 de septiembre, y por el cual los estados miembros de la Unión Europea deberían haber acogido a 160.000 refugiados --de los que ha llegado una cuarta parte--. En concreto, España se comprometió a acoger a 17.337, de los que han llegado un 11 por ciento.

CEAR denuncia el "gran fraude" del proceso de acogida a refugiados y asegura que "sigue habiendo perfiles" para reubicar

El Gobierno atribuye este bajo cumplimiento al "complejo sistema" establecido por la UE y se apoya en una carta de la Unidad de Reubicación griega en la que comunicaba que no disponía de personas reubicables, que cumplieran los criterios. Sin embargo, CEAR pide que no se utilice como "excusa" esta comunicación y asegura que "sigue habiendo perfiles" para reubicar y reasentar.

"La carta de Grecia no puede servir como la única excusa. Sigue habiendo perfiles en Grecia, en Italia y en todos los países de reasentamiento. No podemos ampararnos en esa famosa carta que el señor Zoido va paseando de un lado para otro y que mañana que hay Pleno en el Congreso probablemente volverá a sacar de su bolsillo para ampararse en el no cumplimiento", ha indicado la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, este lunes en rueda de prensa en Madrid.

La directora de Políticas y Campañas de CEAR, Paloma Favieres, ha precisado que numerosos refugiados han sido "excluidos" de los perfiles por haber llegado después de la firma del Acuerdo UE-Turquía de 20 de marzo de 2016, por la que los estados decidieron que las personas que llegaran a Grecia a partir de ese día no pudieran solicitar su reubicación en países de la UE.

Si bien, ha señalado que este último es un acuerdo firmado "unilateralmente" por los estados y que los que tienen validez son los acuerdos firmados hace dos años, que "no han sido enmendados" y que establecen que se debe incluir en el programa a todos los refugiados que lleguen hasta este martes 26 de septiembre.

CASI 5.000 REFUGIADOS "POTENCIALMENTE ELEGIBLES"

En este sentido, CEAR recuerda que, según el último informe de la Comisión Europea de este mes de septiembre, hay 4.700 personas "potencialmente elegibles" para ser reubicadas desde Grecia y este año habrían llegado más de 7.200 a Italia. Asimismo, se calcula que más de 50.000 refugiados permanecen atrapados en el país heleno.

También recuerda que los estados pueden sustituir las 54.000 plazas que debían proceder de Hungría, por reasentamientos desde Turquía, donde actualmente residen más de 3 millones de refugiados.

Ante el fin del plazo, CEAR ha resumido en nueve los motivos del "fracaso" del programa. En primer lugar, critica el "criterio de nacionalidad" --se limitó la reubicación a nacionalidades que superaran un reconocimiento de protección internacional de un 75% de media--. Por este requisito, según indica CEAR, se ha "dejado fuera a miles de personas que han llegado a Italia y Grecia desde países como Afganistán, Irak, Sudán o Nigeria".

Asimismo, atribuyen el "fracaso" a los "requisitos inflexibles" en la acogida, los "retrasos en las peticiones mensuales de acogida y las trabas burocráticas a la hora de realizar los traslados". También denuncian "mayores obstáculos a personas vulnerables" como aquellas "con enfermedades graves o discapacidad, víctimas de violencia y menores no acompañados".

Por otro lado, CEAR apunta a una "falta de coordinación" entre la agencia europea EASO, los Gobiernos y las autoridades italianas y griegas para agilizar todas las fases del proceso; y a una "falta de voluntad política" unida al "discurso del miedo".

MULTAS POR INCUMPLIR

La organización también reconoce que la Comisión Europea tendría que haber sido "menos tibia y más contundente" con los países que no cumplían los plazos. Entre las sanciones, según han explicado, España y el resto de países que no han cumplido podrían enfrentarse a "multas o reducción de fondos estructurales".

En este contexto, CEAR realiza "una petición desesperada" para que se reimpulsen los programas de reubicación y reasentamiento con una revisión "inmediata" de los criterios para participar, en particular, "eliminando la discriminación por nacionalidad y permitiendo participar a quienes han llegado a Grecia tras el acuerdo entre la UE y Turquía, entre ellos personas que han huido del conflicto sirio".

Asimismo, CEAR pide a la Comisión Europea que establezca sanciones a los países europeos que hayan incumplido los plazos de acogida y recuerda que al margen de los acuerdos, las autoridades españolas pueden facilitar los traslados desde Embajadas y Consulados de aquellas personas que necesiten solicitar asilo en España, así como facilitar la reagrupación familiar.

"CEAR reclama a las autoridades europeas que dejen de construir un muro de mentiras y excusas, y aunque sea fuera del tiempo previsto, no falte al compromiso que adquirió con aquellos que se han visto obligados a huir de sus hogares y tienen en Europa su última esperanza", subrayan.

"ELEGÍ ESPAÑA POR SU CULTURA E IDIOMA"

Dentro de ese 11 por ciento de refugiados que sí han llegado a España gracias al programa de reasentamiento se encuentra Nedal, un joven sirio que tras no poder continuar con sus estudios en su país por la guerra se mudó al Líbano y después entró en el programa para poder llegar a España, por una situación tan "especial" que ni siquiera puede contar. Nedal asegura que eligió este país porque le gustaba "su cultura y su idioma" y ahora desea que su familia pueda unirse a él.

En cualquier caso, asegura que el proceso de integración no ha estado exento de dificultades, como por ejemplo para encontrar trabajo o piso. "A algunas personas les dices 'soy árabe' y no preguntan, solo cierran la línea", lamenta, al tiempo que precisa que no todo el mundo es igual y que se ha encontrado con "muchos" españoles que le han ayudado. Ahora está estudiando un curso de administración y alemán aunque asegura que quiere quedarse a vivir en España.

Ahora en portada

Comentarios