Lunes, 20.11.2017 - 05:22 h

HRW denuncia que Camerún ha deportado ilegalmente a unos 100.000 refugiados nigerianos desde 2015

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado en un informe publicado este miércoles que soldados cameruneses habrían deportado en secreto a unos 100.000 refugiados nigerianos desde 2015, cuando comenzaron a huir de su país por la violencia ejercida por el grupo terrorista Boko Haram.

La ONG también ha denunciado que las autoridades camerunesas habrían torturado, abusado sexualmente y asaltado a los inmigrantes tanto en la frontera con Nigeria como en el único campo de refugiados oficial de Camerún, localizado en Minawao, donde los inmigrantes tienen limitado el acceso al agua y a la comida y son sometidos a restricciones de movimiento.

Las deportaciones violan el Derecho Internacional y la legislación interna de Camerún, tratándose de uno de los casos recientes más importantes de repatriación ilegal, según recoge el informe titulado 'Nos obligaron a subir en camiones como animales: el abuso y las deportaciones de las autoridades camerunesas contra refugiados nigerianos'.

Gerry Simpson, de HRW, ha manifestado que la tortura y los abusos contra los nigerianos parecen ser "una forma arbitraria de castigar los ataques perpetrados por Boko Haram en Camerún" y ha defendido que "las autoridades camerunesas tienen que prestar atención a las peticiones de la ONU para proteger a los refugiados y no deportarlos".

La organización humanitaria ha subrayado la situación especialmente crítica de los niños, que habrían pasado incluso años sin una buena dieta y sin tratamiento médico, y han reportado que muchos de ellos murieron durante las deportaciones o al llegar a Nigeria.

Las Fuerzas Armadas de Camerún llevan a cabo operaciones contra Boko Haram desde 2014. El informe explica que Camerún puede investigar a sospechosos de pertenecer al grupo islamista, pero que no puede impedir que los refugiados soliciten protección internacional.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) criticó en marzo a las autoridades camerunesas por las deportaciones, que se produjeron después de que Camerún firmara un acuerdo con ACNUR y Nigeria asegurando que sólo devolvería a su país de origen a quienes quisieran.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios