Lunes, 20.11.2017 - 10:51 h

CEAR PIDE SANCIONES INMEDIATAS A LOS ESTADOS POR INCUMPLIR LAS CUOTAS DE REFUGIADOS

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) pidió este lunes que la Comisión Europea imponga sanciones inmediatas a los Estados miembros por el incumplimiento de las cuotas que acordaron de acogida de refugiados.
“El incumplimiento no puede quedar impune”, afirmó la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, en una rueda de prensa para denunciar precisamente ese incumplimiento en vísperas de que este martes, 26 de septiembre, expire el plazo que dio Bruselas para que los países miembros acogieran vía reasentamiento o reubicación unas 180.000 personas.
Según Galán, “todo el proceso ha sido un fraude a la ciudadanía, a las personas refugiadas y a los derechos humanos”. CEAR se remite a las cifras: la media de la UE ha acogido un 25% de lo comprometido, “una de cuatro personas”, y España “solo ha llegado a un 11% (1.980 de los 17.337 que le tocaron en el reparto)”. Ante ello, el Ejecutivo comunitario tendría en su mano imponer multas o recortes de fondos comunitarios a los países vulneradores de los acuerdos, en opinión de CEAR.
A la Comisión Española de Ayuda al Refugiado no le vale la “excusa” que está “paseando el ministro (del Interior) Juan Ignacio Zoido por donde va, de que Grecia no tiene personas reubicables porque así se lo ha dicho el Gobierno griego en una carta”.
CEAR no cree que haya tal falta de personas reubicables y recuerda que la propia Comisión Europea ha elaborado este mes un informe en el que asegura que hay 4.700 personas “potencialmente elegibles” para ser reubicadas desde el país heleno y este año habrían llegado más de 7.200 a Italia.
DISCRIMINACIÓN
CEAR aboga por que, aparte de las sanciones a los Estados por el incumplimiento, se deberían adoptar medidas urgentes para paliar el fracaso lo máximo posible. Plantea que se eliminen los criterios discriminatorios en la selección de personas de acogida. Desde el inició se limitó la reubicación a personas de nacionalidades que superaran una tasa de reconocimiento de protección internacional de un 75% de media en el conjunto de los Estados. Eso ha supuesto dejar fuera del proceso a miles de personas que han llegado a Italia desde países como Afganistán, Iraq, Sudán o Nigeria.
CEAR también pide que se acaben con las trabas burocráticas detectadas a la hora de realizar los traslados y las objeciones que están poniendo muchos países a la hora de acoger personas con enfermedades graves o discapacidad.
Paloma Favieres, directora de Políticas y Campañas de CEAR, admitió que las posibilidades de que la Justicia europea diera un revés a los Estados incumplidores de los acuerdos se vislumbran lejanas: “Nosotros no tenemos capacidad para denunciarlo, pero si llegara una denuncia al tribunal europeo, recordemos que España tiene abierto desde hace dos años un procedimiento por no trasponer la directiva de acogida y no ha pasado nada”.
En la rueda de prensa, CEAR tuvo como invitado para contar su testimonio personal a Nedal, un refugiado sirio acogido en España tras participar en el programa de reasentamiento, que relató su periplo durante estos años y expresó su deseo de quedarse en España, a pesar de las dificultades que está encontrando para lograr un trabajo y el alquiler de una vivienda.
CEAR ha puesto en marcha en Internet una campaña bajo la denominación #MuroDeMentiras” con más testimonios de personas refugiadas.

Ahora en portada

Comentarios