Miércoles, 15.08.2018 - 22:41 h
Tras el Brexit

Reino Unido busca un acuerdo para ofrecer servicios financieros en la UE 

El ministro de Economía británico cree que no sería "justo y equilibrado" un pacto que evitase el acceso al mercado europeo de bancos y aseguradoras. 

British Foreign Minister Philip Hammond holds his
El ministro de Economía de Reino Unido, Philip Hammond. 

El Reino Unido aspira a alcanzar un acuerdo comercial con la Unión Europea que permita a sus bancos continuar ofreciendo servicios financieros en los países comunitarios tras el Brexit, sostuvo hoy el ministro de Economía británico, Philip Hammond.

En un discurso en la sede del HSBC en la City de Londres, corazón económico de la capital británica, Hammond aseguró que la "fragmentación" del poder financiero del Reino Unido no beneficiaría a otras plazas europeas, sino a centros internacionales como Nueva York, Singapur y Hong Kong.

El responsable de las finanzas británicas criticó a los "escépticos" que consideran imposible incluir el acceso a servicios financieros en un acuerdo de libre comercio en base a que "no se ha hecho nunca antes".

Hammond cree que Londres y Bruselas deben avanzar hacia un acuerdo a medida que tenga en cuenta los intereses particulares del Reino Unido y considera que cualquier pacto que no contemple el acceso al mercado europeo de bancos, aseguradoras y otras entidades financieras no sería "justo y equilibrado".

El ministro recalcó que la propia Unión Europea trató de forjar una "ambiciosa cooperación" en materia de servicios financieros con Estados Unidos durante la negociación del ahora paralizado Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones (TTIP, en inglés).

El titular de Economía admitió que cuando el Reino Unido abandone el mercado único comunitario, previsiblemente el 29 de marzo de 2019, perderá el "pasaporte" financiero que otorga a sus bancos el derecho a operar en el resto del continente, tal como ya reconoció la primera ministra, Theresa May, la pasada semana.

Con todo, Hammond considera que el "interés mutuo" de Londres y Bruselas es continuar colaborando de forma estrecha para "asegurar que las empresas y los ciudadanos europeos pueden continuar accediendo a los servicios financieros del Reino Unido".

La City de Londres es "imposibles de replicar" en otro lugar y su influencia en Europa no se debe a su capacidad para operar en el mercado único, sino a otros factores "intangibles" como el idioma, el "sistema legal" y el "apetito por el riesgo" del Reino Unido, dijo el ministro.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió hoy de que las líneas rojas que ha marcado el Gobierno de May, partidario de abandonar el mercado único para limitar la inmigración y la unión aduanera para gestionar desde Londres los acuerdos con terceros países, limitan el tipo de acuerdo posible entre el Reino Unido y la UE.

Tusk insistió en que el Reino Unido no puede escoger ciertos sectores y descartar otros para que se beneficien de las estructuras del mercado único comunitario.

Reino Unido busca un acuerdo para ofrecer servicios financieros en la UE

Ahora en portada

Comentarios