Miércoles, 20.02.2019 - 23:34 h
La negociación de las Cuentas de 2018

¿Ruptura a la vista? Cs y Gobierno no hablan de Presupuestos desde septiembre

La formación naranja incide en que el hecho de que la senadora Barreiro permanezca en su escaño supone un incumplimiento del pacto de investidura 

Albert Rivera y Mariano Rajoy en La Moncloa.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe al líder de C's, Albert Rivera

Más de quince meses a sus espaldas y el acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos atraviesa por uno de sus momentos más gélidos. Con la prórroga presupuestaria vigente, fuentes de la formación naranja lamentan que el Ejecutivo lleva desde septiembre sin reunirse con ellos para hablar de las Cuentas de este año. En el Gobierno, el mensaje oficial sigue siendo que el objetivo es aprobar un nuevo proyecto presupuestario antes de que finalice el primer trimestre. Sin embargo, fuentes próximas al Departamento que encabeza Cristóbal Montoro insisten en que todas las opciones están en este momento abiertas.

Desde la formación de Albert Rivera se muestran tajantes: "todo está parado". Reconocen que hubo una propuesta de reunión pero la dirección del partido decidió suspender todos los contactos en tanto que la senadora Pilar Barreiro, acusada en el marco de la investigación de la Púnica, no dejase el acta. En el pacto de investidura, los populares se comprometieron con Cs a que no habría ningún imputado por corrupción ni en el Congreso, ni en el Senado, ni en el Gobierno. El hecho de que Barreiro mantenga su escaño en la Cámara Alta supone en la práctica un incumplimiento del mismo.

"Tenemos un acuerdo de investidura y el PP debería haber hecho algo en relación a esta senadora", inciden. "Hasta ahora lo único que hemos tenido es una propuesta de reunión con Montoro (desde septiembre) y ningún encuentro más. Si lo que quieren es negociar con nosotros deberían haber dado algún paso", insisten.

El enfriamiento de las relaciones con el Gobierno y con el PP se produce después del fuerte varapalo que han supuesto para los populares los resultados del 21-D en Cataluña y del éxito de la formación naranja, a la que las encuestas le son cada vez más favorables. Tanto es así que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido recuperar la iniciativa con una estrategia que pone el punto de mira en la economía en general y en las pensiones en particular.

Ni contactos públicos... ni privados

Precisamente, el ministro de Hacienda y Función Pública comparece este miércoles a petición propia en el Congreso para informar sobre la prórroga. Para, en palabras de Montoro, explicar "lo que significa la parálisis y no tener Presupuestos".

Desde su ministerio el mensaje es tajante: de momento no hay contactos previstos con sus socios de Ciudadanos, ni en la agenda privada, ni en la pública. Pese a ello, inciden en que sí existe aún margen para aprobar las Cuentas antes de ponerse a negociar ya el techo de gasto para 2019. Además, y en clara referencia a quienes ya permitieron que el proyecto de 2017 saliese adelante, hacen hincapié en que no pueden tener los Presupuestos abiertos continuamente y teniendo que incluir cada vez nuevas exigencias.  

Pero la situación desde Ciudadanos se interpreta de diferente modo. Las mismas fuentes puntualizan que siempre han respetado los acuerdos que han sellado, que ya ayudaron a sacar los PGE de 2017 en contra del PSOE y por un solo voto a favor, y que entonces dieron su respaldo al proyecto porque consideraron que era bueno para el país

"Teníamos un acuerdo en septiembre y el Gobierno se ha negado a traerlo a la Cámara. Es lo que podemos decir. Desde entonces no hemos recibido ni una propuesta seria". Los de Albert Rivera siempre han dejado claro que su apoyo no supondría un cheque en blanco al Gobierno. "Damos por hecho que (el PP) va a pedir el acta de senadora a Barreiro y entonces nos sentaremos a negociar", sentencian.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha pedido un acuerdo parlamentario para que los Presupuestos salgan adelante y permitan fortalecer la recuperación económica y la creación de más empleo. Desde Valladolid ha recordado que en 2018 las comunidades autónomas podrían recibir más de 4.000 millones de euros de nuevos recursos para sanidad, educación y para la dependencia con las nuevas cuentas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios