McCain rechaza el nuevo plan republicano para derogar el Obamacare y lo aboca al fracaso

El senador estadounidense John McCain ha anunciado este viernes que votará en contra de la propuesta presentada por un grupo de republicanos para tratar de derogar la reforma sanitaria promulgada por el expresidente Barack Obama en 2010, que parece de nuevo abocada al fracaso.

"No puedo, en conciencia, votar por la propuesta Graham-Cassidy", ha dicho McCain en un comunicado, en alusión a los apellidos de los dos senadores que han promovido esta nueva iniciativa. "Creo que podríamos hacerlo mejor trabajando juntos, republicanos y demócratas, y ni siquiera lo hemos intentado", ha añadido.

El veterano senador ha cuestionado que se pueda aprobar una ley de esta magnitud teniendo en cuenta sólo la visión de un partido, ya que en este caso ocurriría lo que ahora está pasando con el plan demócrata, que tendría fecha de caducidad y estaría a expensas de que "los vientos políticos cambien" en Washington.

En este sentido, ha dado a entender que la propuesta llega de forma apresurada y sin tener todos los datos encima de la mesa, en la medida en que la oficina presupuestaria aún no ha emitido su análisis y esté previsiblemente no llegará antes de que expire el mes.

McCain ha aclarado que no le gusta optar por esta vía, pero considera que de esta forma es "coherente" con sus ideas y hace lo que cree es "mejor para el país". No obstante, ha abierto la puerta a apoyar una ley similar a la que se debate actualmente "si es producto de un largo periodo de vistas, debates y enmiendas".

El mensaje de McCain supone un duro golpe, quizás definitivo, para el actual plan, descrito por el presidente estadounidense, Donald Trump, como una "buena oportunidad" de pasar página a una reforma sanitaria que ha catalogado de "desastre".

Trump, que hizo de la derogación del Obamacare una de sus grandes promesas de campaña, ya dedicó todo tipo de críticas a McCain cuando votó en contra de una propuesta de ley anterior.

Ahora en portada

Comentarios