PODEMOS QUIERE QUE EL GOBIERNO CONDENE EL FRANQUISMO DESDE EL CONGRESO

El Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea quiere que el Gobierno de Mariano Rajoy condene en el Congreso el franquismo y cualquier acto que se realice para conmemorar la figura del anterior jefe del Estado.
Se trata de una proposición no de ley que ha presentado el grupo parlamentario de Unidos Podemos para su debate en la Comisión Constitucional de la Cámara Baja, de la que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, es portavoz.
En el texto, Unidos Podemos insta al Ejecutivo a reprobar “cualquier acto de enaltecimiento del franquismo”. Pone como ejemplo un encuentro que tuvo lugar el pasado dos de diciembre en un hotel de Madrid.
Fue una “cena homenaje” al anterior jefe del Estado, organizada por la Fundación Francisco Franco, en la que, según atestigua el escrito de la página web de esta fundación, se rindió homenaje al dictador "ofreciendo galardones a aquellos cargos públicos que incumplen de forma manifiesta la conocida como Ley de Memoria Histórica, aprobada en el Pleno del Congreso de los Diputados en 2007 (Ley 52/2007, de 26 de diciembre)”.
"HONRAR AL DICTADOR"
Los parlamentarios de Unidos Podemos critican que en esta cena estuvieran presentes el secretario provincial del PP de Badajoz y diputado de la Asamblea de Extremadura, Juan Antonio Morales y los alcaldes, también del PP, de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo y de Alberche del Caudillo, Ana Rivelles.
Según la formación morda, todos ellos fueron premiados por incumplir la Ley de Memoria Histórica y “honrar al dictador” y recibieron diplomas “por su labor destacada en la defensa de la verdad histórica y de la memoria del Caudillo y su gran obra”.
Es por ello que desde Unidos Podemos proponen que el Congreso rechace “la actitud de cualquier cargo público que participe en actos de homenaje al dictador”, repruebe “la actividad de la fundación Francisco Franco”, e insta al Gobierno “a que revise cualquier tipo de ayuda pública que reciba dicha fundación”.
Desde el grupo que encabeza Pablo Iglesias recuerdan que la Cámara Baja aprobó en 2002 una proposición de ley por la que el Congreso asumía que “nadie puede sentirse legitimado, como ocurrió en el pasado, para utilizar la violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer regímenes totalitarios contrarios a la libertad y dignidad de todos los ciudadanos, lo que merece la condena y repulsa de nuestra sociedad democrática”.
En esta iniciativa demandan además que el Congreso inste al Gobierno “a tomar las medidas necesarias para que se cumplan las recomendaciones de la ONU”, que se encuentran establecidas en el Informe del Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios