Podemos plantea en Corts una iniciativa por un referéndum pactado que no se debate por el rechazo de PP, PSPV y Cs

Mata apela a la "legalidad vigente" y PP pide a Podemos y Compromís que "dejen de hacer barbaridades"

Podemos plantea en Corts una iniciativa por un referéndum pactado que no se debate por el rechazo de PP, PSPV y Cs

El grupo parlamentario de Podemos en las Corts Valencianes ha presentado este miércoles en la Cámara autonómica, a través de una proposición no de ley "de tramitación inmediata", una iniciativa para propiciar en esta institución "un debate" sobre la situación de Cataluña con el fin de alcanzar un acuerdo en favor de iniciar un "diálogo sin condiciones ni restricciones que permita a la ciudadanía catalana decidir su futuro en un referéndum acordado con el Estado".

Esta propuesta, que no ha prosperado y que no ha podido entrar en el pleno de esta jornada por no contar con el respaldo de PP, PSPV y CS, pretendía también instar al Gobierno central a "comenzar un proceso de diálogo con la Generalitat de Cataluña y el conjunto de actores políticos para buscar soluciones políticas y democráticas al conflicto" de esa autonomía.

Asimismo, solicitaba "dar un paso atrás en todas las medidas adoptadas sin haber seguido escrupulosamente los procedimientos que la propia Constitución Española recoge" y "reconsiderar aquellos otros que, todo y tener base legal, significan una intromisión sin diálogo en las competencias de la Generalitat" catalana.

La proposición no de ley planteaba además instar el Ejecutivo central a "cesar en su política de excepcionalidad y de represión" porque así "se amenazan las libertades fundamentales constitutivas de la democracia", y "parar cualquier acción de fuerza prevista en Cataluña", así como "permitir el ejercicio de la libertad de expresión ideológica" y que "el 1 de octubre la ciudadanía catalana exprese su voluntad en los términos que considere".

La entrada de la iniciativa de Podemos en el pleno de este miércoles, al ser de "tramitación de urgencia" requería de la firma de todos los partidos políticos con representación en las Corts y ha sido solo apoyada por el grupo que la impulsaba y por Compromís, dado que PP, PSPV y Cs no la han firmado y esto ha hecho que no se pudiera debatir.

El diputado de Podemos César Jiménez ha explicado que su formación ha decidido usar esta fórmula, de "trámite excepcional", para hacer llegar su propuesta para debatir sobre el contexto de Cataluña teniendo en cuenta que "el 1 de octubre es ya el referéndum o estaba convocado el referéndum" y dadas las "sucesivas decisiones del Gobierno español, de las últimas horas y los últimos días".

Del mismo modo, Jiménez ha señalado que no se ha formulado como declaración institucional pensando que "se requería de un consenso" para presentar un texto de este tipo y atendiendo al objetivo de "propiciar un debate que no se ha podido dar al no tener la firma de todos los grupos".

OPINIÓN DE LAS CORTS

"Lamentamos que las Corts Valencianes no hayan tenido la oportunidad de opinar sobre una cuestión que si bien está centrada en el contexto de Cataluña tiene algunas derivadas que podrían afectarnos, entre otras, la manera de entender el Gobierno español la forma de afrontar este asunto", ha expuesto el parlamentario.

En este sentido, ha destacado que la propuesta trataba de "enfocar y debatir si los procedimientos de la política de excepcionalidad que está aplicando el PP continuamente para la cuestión catalana son de recibo".

Por su parte, el portavoz del PSPV, Manolo Mata, ha explicado que su grupo no ha suscrito la iniciativa de Podemos porque estima que este tipo de propuesta de "tramitación inmediata" están "pensadas para eventos impredecibles de alta importancia para los valencianos que merecen ser discutidos" con inmediatez y que este no era el caso que se planteaba.

"RENTABILIDAD POLÍTICA"

Respecto a Cataluña, Mata ha opinado que "hay que bajar el balón" y "dejar que funcionen las instituciones", al tiempo que ha recordado que la posición de los socialistas es "defender la legalidad vigente, criticar algún exceso que se pueda hacer desde algunas instituciones del Gobierno del Estado y, a partir de ahí, buscar una solución el día después para una integración y habitabilidad de todas las nacionalidades del Estado español en armonía".

"Quien quiera sacar una miserable rentabilidad política en el corto plazo se está equivocando. España se juega demasiado, Cataluña se juega demasiado y los valencianos nos jugamos demasiado porque es nuestro primer comprador, vendedor y nos unen muchos lazos históricos y culturales", ha agregado el síndic, que ha dicho que no se cuente con el PSPV para "hacer oportunismo". Ha resaltado que "los que hay que hacer es atemperar los ánimos y dejar que funcione la democracia, que tiene muchas esquinas", para, "entre todos, resolver este problema".

Mata ha agregado que "hay que decir de vez en cuando al pueblo catalán que les queremos en España y que no queremos que haya situaciones que sean complicadas" y ha apuntado que no cree que "el Parlamento valenciano tenga que recriminar, cuestionar o insinuar decisiones de otra comunidad autónoma ni el Congreso de los Diputados".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha señalado, respecto a la negativa del PSPV a respaldar la propuesta de Podemos, que los socialistas han sido "coherentes" con su decisión de no suscribir este tipo de iniciativas "inmediatas" y ha afirmado que no cree que haya otro trasfondo. "Esa ha sido la línea que ha seguido el PSOE y no creo que sea porque no quiera que se debata sobre esta cuestión", ha aseverado.

"DEJEN DE HACER BARBARIDADES"

La portavoz adjuntad del PP, Eva Ortiz, ha apostado por cumplir la ley y defender la legalidad y ha declarado que "no puede ser que Compromís y Podemos estén haciendo alarde de romper con la Constitución y con la ley y de promover que haya movimientos y concentraciones en las que se está incentivando ir contra un marco legal".

Así, ha dicho que no entiende que se lleve a las Corts "la defensa de la ilegalidad e ir contra una norma y una sentencia del TC" y ha pedido "altura de miras, sentido común" y que "Podemos y Compromís que dejen de hacer barbaridades".

Por su lado, la portavoz de Cs, Mari Carmen Sánchez, ha explicado que su grupo ha decidido no respaldar la iniciativa de Podemos porque "realmente hablaba de claro ataque a la Constitución y al Estado de Derecho" cuando "donde está ocurriendo todo eso es en Cataluña". Tras ello, ha destacado la necesidad de "estar todos unidos frente a ese golpe a la democracia" y " a favor del cumplimiento de la Constitución, del Estado de Derecho y del ordenamiento jurídico vigente".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios