Sábado, 18.11.2017 - 22:46 h

El silencio de los empresarios catalanes: "¿Qué quieres, que nos ocupen la sede?"

El Gobierno se queja del extraño silencio de los grandes capos de las finanzas en Cataluña sobre el órdago independentista. Solo Foment y alguna empresa se han posicionado.

Los empresarios se defienden asegurando que el clima de tensión podría perjudicar gravemente a sus intereses y que se trata de un problema político.

Te interesa leer: La 'operación diálogo' de Sáenz de Santamaría en Cataluña descarrila

Moncloa enmarca en la cortesía y la prudencia y felicitación de Rajoy por la victoria de Trump, criticada por el PSOE

En Moncloa no terminan de entender por qué los grandes empresarios catalanes les han dejado solos para plantar cara al desafío independentista. El Gobierno de Rajoy apenas ha recibido últimamente colaboración pública por parte de la patronal Foment del Treball, que habló del referéndum del 1-O como un "golpe de estado jurídico", y de alguna otra empresa puntual. Sin embargo, lamentan en el Ejecutivo central, los grandes capos de las finanzas no se han posicionado del lado constitucionalista. Esta postura equidistante, tiene su explicación. La ofrece un importante responsable de una gran empresa cuyo comité de dirección se encuentra en Barcelona: "¿Qué quieres, que nos ocupen la sede durante un mes?"

Entre el empresariado catalán hay un cierto temor a tomar posiciones de cara al 'procés'. Las conversaciones que mantienen entre ellos destacan especialmente el clima de tensión social que va en aumento en Cataluña y que podría perjudicar seriamente a sus negocios. Ya lo dijo en Lainformacion.com el presidente de la ANC, Jordi Sànchez: "Ocuparemos las calles si el Gobierno no nos deja votar". Es decir, habrá una gran acampada al estilo 15-M en el centro de Barcelona si finalmente no se celebra el referéndum. Creen, además, que esas "ocupaciones pacíficas" podrían trasladarse a sus oficinas en caso de que se posicionen en contra de los independentistas en este momento.

"Ya no vamos a hacer nada, es un problema del Gobierno", afirma este mismo responsable. Consideran que la salida al 1 de octubre tiene que gestionarse en La Moncloa y que el Ejecutivo de Rajoy no puede culparles a ellos de "un problema político, no empresarial". "Esto no se va a solucionar en un mes, se tenía que haber empezado a hacer hace quince años", añade la misma fuente en referencia también al déficit de inversiones en la región por parte del Gobierno central. Critican también que la llamada "operación diálogo", impulsada por la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, ha descarrilado de manera palpable."Parece que en Madrid no se enteran"Desde ámbitos empresariales catalanes existe "preocupación cada vez más creciente" ante lo que pueda suceder en cuestión de semanas. Hablan de que "el choque de trenes es irremediable". Un directivo de una gran empresa con sede en la avenida Diagonal de Barcelona lamenta que no se haya organizado una respuesta contundente ante el desafío independentista del Govern. "No vamos por el camino adecuado y algunos no han sabido valorar la amenaza; creían que [los secesionistas] no iban a llegar tan lejos con sus planes", asegura este veterano directivo habitual del Puente Aéreo.Otro alto cargo empresarial coincide en señalar que la inquietud es "general", tanto entre las multinacionales, como en la CEOE o entre los directivos extranjeros afincados en la región. "El tripartido [JxS y la CUP] tienen claro lo que tienen que hacer, pero el Gobierno central no está haciendo nada; no basta decir que aplicará la ley, sino que hay que sentarse a hablar", asegura.Este segundo empresario es contundente con el Gobierno central: "Parece que en Madrid no se enteran, no solo vale con decir que tienes todos los resortes del Estado preparados para evitar el referéndum", critica. En Moncloa, de momento, ya se tiene preparado un retén para el mes de agosto ante la posibilidad de aprobar la temida ley de desconexión exprés. No se descarta, incluso, celebrar un Consejo de Ministros extraordinario. Estos financieros recuerdan que en 2016 Cataluña aportó el 19% del PIB español, cifra récord desde el año 2000.

Ahora en portada

Comentarios