Jueves, 23.05.2019 - 11:40 h

¿De qué sirven las jornadas de reflexión preelectorales en pleno siglo XXI?

El día antes de las elecciones no se puede, en teoría, pedir el voto, pero basta con mirar las redes sociales o las páginas web de candidatos y partidos para ver que no es así.

En muchos países, como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania no existe esta figura que instauró en España el Gobierno de la UCD, con Suárez al frente, en la transición.

El pensador de Rodin.

Vascos y gallegos reflexionan este sábado 24 de septiembre mientras que los candidatos a dirigirles durante los próximos cuatro años pasean, van al cine, comen en familia... es, en fin, la llamada 'jornada de reflexión'. Una figura que instauró en España Adolfo Suárez en los albores de la democracia y que se ha mantenido inalterable hasta hoy. pero, ¿tiene sentido que, en pleno siglo XXI, en la era de internet, no se pueda pedir el voto (teóricamente) ni hacer campaña electoral desde 33 horas antes de que abran los colegios electorales? ¿O qué desde cinco días antes de ir a votar no se puedan difundir encuestas?

Lo cierto es que viendo las cuentas de twitter, facebook o Instagram o las páginas web de los candidatos y partidos políticos que concurren a estos comicios vascos y gallegos se puede comprobar que no. Y es que ésto es lo que pueden ver este 'sábado de reflexión' los electores en Orense o Eibar, en La Coruña o San Sebastián si se asoman por el ciberespacio.

Lo cierto es que esta interrupción de la campaña electoral no es habitual en muchos países, como Gran Bretaña, Estados Unidos o Alemania, aunque en otros sea hasta más prolongada y conlleve más restricciones. Como Colombia, Perú o Chile, donde se llegan a cerrar pasos fronterizos y a prohibir el consumo de alcohol. Así son las jornadas de reflexión en otros países: Estados Unidos, sin límite

La campaña nunca para en Estados Unidos. Ni siquiera en la jornada electoral. El 6 de noviembre de 2012, día de las últimas elecciones presidenciales, Obama llamó desde la sede central de su campaña, en Chicago, a votantes en estados que podían ser clave para el resultado. Se trataba de escenificar el último esfuerzo para convencer a los ciudadanos de votarle. “Aquí Barack Obama”, le dijo a una mujer de Wisconsin que, según la crónica de The Washington Post, no reconoció el nombre. "¿Sabe? El presidente”.Y es que en Estados Unidos la idea de una jornada de reflexión sin derecho a hacer campaña podría chocar con la primera enmienda de la Constitución, que garantiza la libertad de expresión. En 1966, el Tribunal Supremo anuló una ley de Alabama que consideraba un crimen que un diario publicase un editorial recomendando el sentido del voto el mismo día de las elecciones. Esto no significa que no haya límites a la libertad de expresión a la hora de votar. En 1992, otra decisión del Supremo estableció que era constitucional prohibir hacer campaña a una distancia de 100 pies (unos 30 metros) de la entrada de los colegios electorales el día de las elecciones.Reino Unido, orden de alejamiento

En el Reino Unido no existe jornada de reflexión. Los candidatos pueden pedir el voto hasta el último momento, y se puede hacer campaña incluso en el día de la elección, excepto en un radio de 250 metros de un colegio electoral.

Los sondeos se pueden difundir el mismo día de las elecciones. Así sucedió en las pasadas elecciones generales del 7 de mayo: una encuesta de ICM paraThe Guardian, con las urnas ya abiertas, ponía por primera vez al Partido Laborista por delante del Partido Conservador (35% a 34%) y otra hablaba de un empate. Ambas, como la mayoría de las publicadas con anterioridad, quedarían desmentidas por la mayoría absoluta de Cameron que se confirmaría la siguiente madrugada.

En cuanto a la cobertura periodística de la jornada electoral, la radiotelevisión pública BBC no puede informar sobre los eventos de la campaña entre las 00.30 del día de las elecciones hasta el cierre de los colegios. La cobertura, como en España, se limita a hechos como la votación de los candidatos, incidentes o el tiempo.Alemania no reflexiona

La jornada de reflexión no existe en Alemania. Muy al contrario, los partidos suelen aprovechar el día anterior a las elecciones, el sábado, para celebrar actos con sus principales candidatos. La prohibición de hacer campaña se circunscribe al día de los comicios y a los colegios electorales y sus proximidades, donde no está permitido colgar carteles u otro material partidista. Si alguien incumpliera esta norma, debería pagar una multa.

Hasta ahora, en Alemania, al igual que ocurre en España, tampoco se publicaban encuestas durante la semana de las elecciones, aunque no existe una prohibición legal que podría interpretarse contraria a la libertad de prensa, sino que era 'un pacto de caballeros' que aceptaban los responsables de los medios y de los institutos demoscópicos con el objetivo de no influir en el voto de los ciudadanos. Pero en las últimas elecciones al Parlamento federal, celebradas en septiembre de 2013, este tabú se vino abajo. Varios medios publicaron los pronósticos demoscópicos pocos días antes de celebrarse los comicios. Vamos, como en España, pero sin peras, manzanas o berenjenas...Prohibido el alcohol

En Colombia, cuatro meses antes de las elecciones de cualquier tipo se aplica la Ley de Garantías, que busca evitar la participación en política de funcionarios y que los recursos públicos sean usados en campañas políticas. Esta norma está dirigida exclusivamente a los empleados públicos en todos los niveles. Para ellos, durante ese tiempo, queda prohibido difundir propaganda electoral a favor o en contra de cualquier partido o movimiento político, promover bonificaciones o ascensos que favorezcan a alguna agrupación política, participar en reuniones de carácter proselitista, inaugurar obras públicas o dar inicio a programas de carácter social y, entre otros, asistir a eventos en los que participen candidatos a cualquier corporación.

En la jornada previa a las elecciones, el Gobierno establece por decreto ciertas medidas para mantener el orden público. Una semana antes de las votaciones, las reuniones de carácter político solo se pueden realizar en recintos cerrados y a los medios de comunicación se les impide difundir propaganda política y electoral, realizar o publicar encuestas electorales. También se prohíbe la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en todo el país desde las 18 horas del día anterior a la jornada electoral hasta las seis de la mañana del día siguiente. En este aspecto, los alcaldes municipales tienen la potestad de ampliar esta prohibición por más horas. Otra de las medidas es el cierre de los pasos fronterizos fluviales y terrestres desde las cuatro de la mañana del día anterior a las elecciones hasta que se cierren las urnas.Jornadas de reflexión, polémicas

En fin, que no se sabe muy bien para qué sirve la jornada de reflexión y en españa ha sido motivo de controversia, como sucedió en vísperas del 14M de 2004, tras los atentados de tres días antes en Madrid o este mismo sábado con el líder del PSOE dando un mitin en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), donde celebró el 'Día de la Rosa'.

Ahora en Portada 

Comentarios