Domingo, 18.11.2018 - 16:14 h
Son los cinco magistrados que juzgarán la causa

El Supremo rechaza por unanimidad las recusaciones contra los jueces del procés

Puigdemont y otros diez procesados en la causa catalana recusaron a los cinco magistrados que les juzgarán por rebelión, desobediencia y malversación.

Tribunal Supremo de España
La Sala 61 ha decidido no admitir a trámite las recusaciones. / EP

La Sala del 61 del Tribunal Supremo ha rechazado por unanimidad las recusaciones planteadas por Carles Puigdemont y otros diez procesados en la causa del ‘procés’ contra los cinco magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que juzgarán la causa independentista catalana. La Sala ha inadmitido a trámite la recusación que formularon tres de los procesados que se encuentran en rebeldía (Carles Puigdemont, Luis Puig y Clara Ponsatí) y ha desestimado las planteadas por los otros ocho que se encuentran en prisión en España.  

La Sala, integrada por el presidente del Tribunal Supremo Carlos Lesmes y los presidentes de cada una de las cinco salas del alto tribunal, se ha reunido a las 9.30 horas para tratar los incidentes de recusación que van dirigidos contra el presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena y los magistrados Andrés Martínez, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Antonio del Moral.

Tras cerca de medio año de instrucción de la causa, el magistrado Pablo Llarena terminó la investigación y procesó a 25 personas, entre ellos Carles Puigdemont y el resto de miembros de su 'Govern' por los delitos de rebelión, desobediencia y malversación. El próximo paso ahora es que la Sala fije fecha para el juicio oral, que con toda probabilidad arrancará antes de que termine este año. 

Este anuncio se produce después de que el presidente Torra advirtiera ayer que el devenir de los próximos meses estará marcado por el juicio a los líderes soberanistas presos. "Las sentencias son un momento para mí, soy el presidente de la Generalitat y no puedo aceptar una sentencia que no sea absolutoria", recalcó.

Por este motivo, llamó a la movilización "permanente" hasta que se celebre el juicio, y añadió: "Lo importante es que nos centremos en denunciar esta farsa, esta causa general contra el independentismo. Toda Europa está viendo la anomalía y la regresión de derechos, que no solo afecta a los políticos".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios