Facturas

Cómo calcular el IVA

El Impuesto sobre el Valor Añadido es del 21% sobre el precio del producto, pero puede ser también reducido.

Estos son los motivos por los que Hacienda puede tardar en devolver el dinero de la Renta.
Estos son los motivos por los que Hacienda puede tardar en devolver el dinero de la Renta.
©[filmfoto de Getty Images] a través de Canva.com.

El Impuesto sobre el Valor Añadido es una tasa que grava la adquisición de todos los productos, salvo aquellas excepciones que están exentas de gravamen como la enseñanza, los servicios sanitarios o médicos o algunos servicios profesionales.

Habitualmente, el porcentaje de IVA impuesto sobre los productos u actividades profesionales suele ser del 21%, aunque existen dos tipos impositivos reducidos del 10 y del 4%. Pagan el 10% los productos para uso forestal, agrícola, ganadero o veterinario, la asistencia social, el transporte re viajeros, la renovación de la vivienda y otros. El 4% pesa sobre los artículos de primera necesidad, de la compra, libros, medicamentos, prensa...

Calcular el IVA que pesa sobre un artículo o servicio puede descubrirse de varias formas, dependiendo también de la tasa. La manera más sencilla, por ejemplo, en el caso de querer hacer un cálculo de cuánto sería el IVA que hay que añadir al coste final del producto teniendo el valor neto es calcular en tanto por cierto correspondiente de la cantidad y sumársela. Al multiplicar el coste del producto por 0,21, 0,1 o 0,04 nos dará la tasa que debemos aplicar y sumar al precio.

Por ejemplo, en un producto que cuesta sin IVA 10 euros habrá que multiplicar ese precio por 0,21 para averiguar cuál es la tasa que debemos añadir al precio final: en este caso, 2,1 euros. 

Cómo averiguar el IVA de un producto

Para descubrir, por otro lado, cuál es el IVA que hemos abonado sobre un precio ya final con el gravamen incluido, la operación matemática que deberemos utilizar será la división. Habrá que coger los diferentes impuestos y convertirlos en un divisor con de 1,21, 1,1 y 1,04. 

Por ejemplo, con un producto con un precio final de 10 euros sobre el que queramos saber cuánto IVA estamos pagando, simplemente habrá que coger el precio final y multiplicar por 1,1 en el caso de que el tipo impositivo sea del 10%. El resultado será de 0,91 euros de IVA y 9.09 de precio neto del producto gravado.

Mostrar comentarios