Trabajo

Cómo hacer un currículum vitae sin experiencia para buscar trabajo

La falta de experiencia laboral puede parecer un hándicap insalvable a la hora de encontrar un puesto remunerado.

Currículum CV entrevista trabajo
Hay escoger muy detenidamente los datos que se presentan en el currículum
©AndreyPopov a través de Canva.com

Ponerse manos a la obra en la búsqueda de un trabajo nunca es una tarea fácil (ni mucho menos rápida). Y si encima no se cuenta con una amplia experiencia laboral con la que llenar el currículum, lo más normal es desanimarse o pensar que será imposible conseguir un puesto remunerado. 

No hay que desesperarse, ya que nadie nace aprendido y existen muchos más datos que reflejar en un CV que solo la experiencia en diversos puestos de trabajo. Además de los datos personales como el nombre, el teléfono de contacto y la dirección de correo electrónico (siempre la más profesional posible), se pueden añadir diversos apartados al resumen:

  • Estudios. No hace falta irse a la escuela primaria. Bastará con añadir los estudios universitarios y máster (o másteres). 
  • ​Cursos. Es interesante añadir los cursos y las especializaciones que se hayan completado durante la carrera o con anterioridad, siempre acompañados de una breve explicación sobre el área en la que se centraban. 
  • ​Competencias lingüísticas. Es importante reseñarlas todas  con la certificación que se disponga (títulos oficiales, Escuela de Idiomas, niveles...). Eso sí, sin exagerarlas. 
  • Competencias prácticas. ¿Usas software de edición de imagen o vídeo? ¿Controlas todo el paquete de Office? ¿Herramientas propias de las carreras técnicas como Arquitectura o Ingeniería) ¿Haces fotos de manera profesional? Todo aquello que pueda ser una competencia o aptitud útil para la empresa, hay que reseñarlo en el CV.

Otro aspecto cada vez más común en los currículums es mostrar ciertas capacidades y aptitudes personales que puedan ser destacables en relación al puesto para el que se está aplicando (la capacidad de trabajar en equipo, disponibilidad de trabajo, respuesta ante situaciones de estrés...). Tampoco está de sobra, al estilo LinkedIn, agregar un pequeño resumen personal y una descripción propia. Y, como último consejo, cuidar siempre el diseño y la presentación del CV para que sea llamativo, legible y profesional.

Mostrar comentarios