Controlar tus ahorros

Cómo llevar un registro de gastos personales y ahorrar más cada mes

Existen varias aplicaciones móviles que permiten llevar un registro detallado de los gastos e ingresos mensuales que realiza el cliente.

Ahorro Ahorrar Monedas
Cómo llevar un registro de gastos personales y ahorrar más cada mes.
©[10255185_880] a través de Canva.com

Llevar las cuentas propias no es tan fácil como parece y se puede convertir en una odisea, ya que es necesario encontrar un sistema de registro que nos encaje y que seamos capaces de mantener a lo largo del tiempo. Tener un presupuesto e ir apuntando todos nuestros gastos nos ayudará a controlar mejor el dinero a disposición y mejorará la capacidad de gasto.

Al apuntar todos los gastos mensuales, es posible analizar en qué invertimos más o menos dinero e incluso advertir algún posible cobro incorrecto. Así, al final, será posible tener un cuadro completo de en qué se gasta el dinero y poder recortar, ahorrar o mejorar la salud financiera.

Existen varios métodos para llevar este registro y desde la Fundación Mapfre analizan algunos de ellos para enumerar sus ventajas y desventajas, siendo el primero de ellos el más tradicional. Apuntar en un cuaderno o libreta todos los gastos es la manera más sencilla de llevar un registro, pero es necesario actualizarlo de manera metódica y ordenada para evitar olvidar entradas o confundir gastos. 

Una manera un poco más actualizada de llevar los registros mensuales es utilizar una hoja de Excel, donde se pueden apuntar los gastos por categorías, ordenarlos y hacer operaciones matemáticas rápidas para saber el gasto total del mes, por ejemplo. 

Aplicaciones para el móvil

Y, como en casi cualquier ámbito de la vida moderna, existen diversas aplicaciones para el móvil donde se puede registrar los gastos. Una de ellas, la más conocida, es Fintonic y también existe Monefy. Organizar los gastos, detectan cobros duplicados y también ofrecen otro tipo de información adicional que puede ser de utilidad, como cuál es la fecha de la caducidad de las tarjetas registradas o si hemos pagado algún tipo de comisiones. 

Por último, las aplicaciones y espacios privados de los distintos bancos permiten seguir un control de los gastos, calcular el total de lo que hemos gastado en el mes y filtrarlo por categorías. También pueden y suelen avisar de pagos recurrentes, como los recibos del agua y la luz y otro tipo de préstamos, como las hipotecas.

Mostrar comentarios