Siete trucos

Cómo mantener la casa fría durante el verano sin poner el aire acondicionado

El gasto de electricidad se incrementa si usas este aparato que sirve para aclimatar los espacios de la vivienda. A continuación unas recomendaciones para no tener que acudir a ellos.

Aire acondicionado
Aire acondicionado
Canva

El verano ya está aquí. Esta semana hemos dado paso al mes de julio y con el llegan las olas de calor que suelen azotar con fuerza en España. Estos días de intenso calor, si tienes que trabajar en casa o te apetece permanecer en ella, pueden pasarte factura al poner los aparatos de aire acondicionado para mantener la casa a una temperatura agradable. 

El gasto de electricidad puede incrementarse si recurres a este aparato que sirve para aclimatar, además de no ser muy recomendable para el medio ambiente. Por eso, a continuación os presentamos una serie de consejos para mantener los espacios de tu casa frescos sin abusar del aire acondicionado y no perjudicar a la naturaleza.

Ventila la casa a primera hora

Es importante ventilar la casa antes de que el calor apriete y el sol incida de manera directa en tus ventanas. La hora idónea es entre las 7 y las 8 de la mañana y la técnica que aconsejan es la ventilación cruzada. Es decir, abrir las ventanas que están en paredes o habitaciones opuestas.

Cambia el textil 

Es conveniente retirar los elementos textiles propios del invierno, como la lana o el terciopelo y sustituirlo, en medida de lo posible, por tejidos más frescos como el lino o algodones. Durante la época estival también es aconsejable que retires las alfombras.

Coloca plantas

Contar con plantas en la terraza o en el interior del domicilio puede servir para refrescar el ambiente. Si las riegas a menudo estás aportando frescor al humedad y frescor a los espacios.

Usa ventiladores

Para evitar el consumo del aire acondicionado, puedes optar por instalar ventiladores en algunas de las habitaciones. Estos aparatos puedes ponerlos de manera fija o móvil y posicionarlos a una determinada distancia para que no resulte molesto. Algunos tienen funcionalidades más modernas como contar con un mando a distancia para regular la velocidad.

Refresca los suelos

Otra de las opciones para conseguir una sensación de frescor es fregar el suelo de los distintos espacios (habitaciones, terrazas...) con el fin de bajar la temperatura del hogar. 

Evita el calor

Este consejo hace referencia a las fuentes que dan calor, es decir, electrodomésticos como el horno o el microondas que emiten calor. E incluso otros aparatos como la televisión pueden hacer que la temperatura del hogar aumente de manera considerable. 

Mostrar comentarios