Declaración de la Renta

Cómo saber qué me puedo deducir en la Renta para ahorrar dinero

Existen deducciones a nivel estatal, pero también hay diferencias dependiendo de la comunidad autónoma de residencia

Haciendo la declaración de la renta de forma presencial
Haciendo la declaración de la renta de forma presencial
©[JackF de Getty Images] a través de Canva.com

Entramos en el último mes para presentar la declaración de la Renta, la recta final de la campaña de este año en referencia a las rentas obtenidas el pasado 2021. Y como seguro que queda algún despistado que todavía no ha revisado su borrador o que no sabe que puede deducirse ciertos gastos para ahorrar, lo mejor es hacer un rápido recordatorio. 

El primer gran grupo de deducciones posibles a incluir en la renta son las familiares. Por ejemplo, existe una reducción de 100 euros mensuales por ser familia numerosa y la cantidad puede aumentar si el caso está considerado como especial. También se pueden deducir los hijos a cargo siempre que sean menores de 25 años y no hayan obtenido ellos mismos rentas superiores a los 8.000 euros anuales durante el ejercicio 2021. Si son dependientes económicamente, también se incluyen los hijos e hijas menores de 25 años que residan fuera del domicilio familiar. 

Igualmente, por hacerse cargo de un familiar de más de 65 años o un descendiente con diversidad funcional se pueden solicitar deducciones de unos 1.150 euros anuales e incluso 1.200 euros. Por otro lado, las madres trabajadoras podrán beneficiarse en la declaración de una deducción fiscal de hasta 1.2000 euros por cada hijo menor (natural o adoptado) de tres años.

En lo que respecta a vivienda, se podrán aplicar deducciones en el caso de que se haya adquirido una propiedad como primera residencia antes del 1 de enero de 2013 o se esté residiendo en una vivienda de alquiler con un contrato firmado antes del 1 de enero 2015. En el caso de invertir en la compra de una vivienda, se tendrá en cuenta una deducción del 7,5% estatal a sumar con con las condiciones que facilite la comunidad autónoma de residencia.

Asociaciones, donaciones e inversiones

Así mismo, también son deducibles las donaciones que se realicen a determinadas asociaciones declaradas de utilidad pública y a fundaciones reconocidas legalmente, con un 10%. También se puede deducir en un porcentaje del 20%, con un límite máximo de 600 euros y sabiendo que no puede superar el 10% de la base liquidable del ejercicio, la afiliación a partidos políticos o sindicatos. 

Por último, también es posible deducirse las inversiones en empresas de nueva o reciente creación: la adquisición de acciones o participaciones en ellas puede desgravarse en un 20% de la cuota líquida estatal de la declaración de la renta, no pudiendo superar la base de la deducción los 60.000 euros anuales, siempre que estén suscritas a partir del 29 de septiembre de 2013, según explican en BBVA

Antes de presentar la declaración habrá que consultar qué tipo de gastos fiscales podemos deducirnos dependiendo de la comunidad autónoma en la que residamos, ya que atendiendo a las circunstancias personales y familiares, la vivienda habitual, la realización de donativos o donaciones y otros gastos como los realizados en educación o en libros de texto, en la adquisición de acciones o participaciones de entidades nuevas o de reciente creación o en el fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación; se pueden añadir descuentos en la declaración.

Mostrar comentarios