Tres claves

Cómo se produce la energía eólica: tres claves para entender el proceso

El uso del viento como fuente de energía es una forma limpia de conseguir electricidad. 

Energía eólica
Energía eólica
Canva

La electricidad se puede conseguir de formas muy diferentes. Algunas son más limpias que otras y usan energías renovables o no renovables. El viento es una de las fuentes de energía más limpias a la hora de conseguir electricidad. A continuación, te explicamos cómo es el proceso.

1 - Se busca el sitio apropiado y se colocan unos molinos de viento

En primer lugar se hace un estudio para localizar lugares que suelen tener mucha influencia eólica. Cuando se encuentra el sitio indicado, se colocan unos molinos que tienen un gran mástil coronado por una góndola. En ellas hay enganchadas tres hélices. Estas hélices están preparadas para moverse con el aire del lugar.

2 - ¿Cómo funciona un molino de viento?

El viento, energía llamada cinética, mueve las hélices y produce energía mecánica. Dentro de la caja, un eje traslada esa energía mecánica girando dentro de bucles de alambre de cobre que son los que la convierten finalmente en energía eléctrica.

3 - La energía se incrementa en una central y se distribuye a los hogares

Pero ahí no acaba el proceso. Dentro de la caja, un transformador incrementa esa electricidad más de cuatro veces. Luego la electricidad se envía por unos cables que la llevan al suelo juntándola con la obtenida del resto de molinos. Toda la energía obtenida acaba en una subestación eléctrica que incrementa aún más su potencia. Solo queda llevar la energía a los hogares de la región mediante la red eléctrica.

Mostrar comentarios