Martes, 15.10.2019 - 00:39 h

Cómo tasar tu casa para conocer el valor real de tu vivienda

Puedes hacerlo acudiendo a cualquier oficina de las sociedades de tasación, a través de internet, en sus páginas web o en una sucursal bancaria.

PISOS
Cómo tasar tu casa - Archivo

Ponte en contacto con una sociedad de tasación

Puedes hacerlo acudiendo a cualquier oficina de las sociedades de tasación, a través de internet, en sus páginas web o incluso acudiendo a una sucursal bancaria de cualquier entidad, donde te podrán poner en contacto con la que trabajen ellos.

Si estás inmerso en la petición de una hipoteca, el banco te propondrá una, pero la ley dice que debéis llegar a un acuerdo en cuanto a la sociedad tasadora.

Aporta la documentación necesaria

Lo habitual es que nos pidan una escritura de la propiedad (o copia), o bien la sucursal, tasadora o nosotros mismos encarguemos a un servicio jurídico una "nota simple registral" de la vivienda que vamos a hipotecar.

Esta escritura se puede obtener en el Registro de la Propiedad. En esta documentación se refleja lo que en el Registro de la Propiedad figura sobre el inmueble que se va a tasar, nuestra casa.

A veces se pueden presentar los planos de la casa, certificados por la constructora y la promotora.

También tendrás que aportar un teléfono de contacto para concertar la visita del tasador.

El tasador

La empresa tasadora (o la sucursal bancaria) se pone en contacto con un tasador y le manda toda la documentación anterior. El tasador está obligado a dar carácter de confidencialidad a esta documentación. El técnico (tasador) estudiará lo que debe tasar y se pondrá en contacto contigo para concertar una visita.

Según la normativa, para la valoración de viviendas en España, el técnico competente debe ser un arquitecto o arquitecto técnico. Para otro tipo de inmuebles otros técnicos son competentes.

La visita

Seguidamente el tasador llama a la persona de contacto y se citan para poder ver el inmueble. Cuando llega el momento de la cita, el tasador entra en la casa y por lo general realiza los siguiente pasos:

- Primero hace unas preguntas, como quién es el propietario, o si hay inquilinos alquilados en la casa, si se han realizado reformas, en qué han consistido éstas y cuándo se hicieron, etc. No hay un formulario predefinido. El técnico simplemente pregunta lo que cree que puede ser necesario para su informe.

- Seguidamente, lo normal es que se hagan unas fotografías de varias estancias de la casa. El tasador también realiza alguna foto del exterior para verificar el estado general del inmueble. También se toma nota de las instalaciones con las que cuenta la casa (cocina eléctrica, aire acondicionado, domótica, etc.).

- Por último, y si no has aportado previamente los planos de la casa, se procede a la medición del piso. El tasador realizará los cálculos del valor de la casa basándose en la superficie que ha comprobado.

El técnico tarda en realizar ese proceso aproximadamente de 10 a 15 minutos para un piso de 3 dormitorios.

La visita al inmueble es obligatoria según la normativa actual.

El tasador elabora tu informe de tasación

Con todos estos datos, el tasador procede a la elaboración del informe de tasación y lo manda a la sociedad de tasación para su visado.

El plazo varía, pero no es lógico tardar más de tres o cuatro días como mucho para una vivienda normal.

La sociedad de tasación visa el informe

La sociedad de tasación revisa el informe y si procede, lo visa, colocando su sello de garantía junto a la firma del tasador.

En ese momento la tasación ya puede utilizarse para garantía hipotecaria. Si se detecta algún error, la sociedad de tasación pide al tasador que lo modifique o corrija, y cuando está todo bien, se visa.

Recibe tu informe de tasación

La sociedad tasadora te envia el informe. Si el procedimiento lo realizaste a través de una sucursal bancaria, lo mandará a dicha sucursal, que se pondrá en contacto contigo.

El informe de tasación tiene caracter confidencial. Es tuyo y sólo tú tienes derecho a tenerlo. Si el proceso es para una garantía hipotecaria, lo lógico es que permitas que el banco haga una copia, pero el original debe ser para ti. Tú lo pagas.

Ahora en Portada 

Comentarios