Domingo, 20.10.2019 - 19:24 h
Trucos para ahorrar

Consejos para comprar en rebajas

Consejos del Instituto Nacional de Consumo para que con poco dinero tus compras sigan siendo seguras

Rebajas horizontal
Rebajas horizontal

Fíjate un presupuesto

Establece una cantidad acorde con tus posibilidades. Para ello:

- Haz un repaso de lo que realmente necesitas.

- Estima un precio aproximado para cada cosa.

- i conservas tickets de las rebajas pasadas, te ayudarán a establecer una mejor estimación.

Haz una lista de compras

Enumera todo aquello que necesites realmente:ropa, calzado, electrodomésticos...

Intenta ajustarte todo lo posible a lo que habías planeado para no salirte del presupuesto que habías establecido. Evita las compras impulsivas y los productos que no tengan una gran utilidad.

No abuses de la tarjeta

Establece un límite razonable en las compras para poder hacer frente a las mensualidades posteriores. Piensa muy bien en tus posibilidades para pagar tipos de financiación con intereses. Muchos comercios lo ofrecen de forma gratuita.

Los créditos rápidos no son aconsejables por su elevado tipo de interés. Y recuerda que los establecimientos no están obligados a aceptar el pago con tarjeta de crédito o débito, siempre y cuando lo comuniquen de forma visible.

Observa que las etiquetas indican el precio rebajado junto al anterior

Así podrás comparar el precio anterior y el rebajado, o bien el porcentaje de descuento.

También es obligatorio que esté presente en los productos del escaparate.

Además, la etiqueta debe constar siempre, al menos, en la lengua oficial del Estado, o en alguna de las demás lenguas oficiales.

Comprueba que la calidad es la misma, a precio rebajado

Durante las rebajas tienes las mismas garantías que durante el resto del año. La Ley de Comercio establece una diferenciación entre los siguientes conceptos:

- Rebajas: son productos de igual calidad que el resto de temporada, pero a mejor precio.

- Promoción: condición ventajosa respecto a otros períodos para incentivar las ventas.

- Saldo: productos con un precio disminuido debido a un desperfecto, deterioro u obsolescencia.

- Liquidaciones: ventas de carácter excepcional debido al cese de la actividad, traslados o similares.

Ten en cuenta que la publicidad es como un contrato

Exige las condiciones de la oferta o promoción tal y como las viste anunciadas. No obstante, pregunta en el momento de efectuar la compra si continúa vigente.

No te dejes llevar por los grandes porcentajes de los rótulos y lee atentamente las etiquetas de cada producto.

No admitas limitaciones en las garantías, deben ser iguales a las ofrecidas durante el resto del año

Los establecimientos no están obligados a reembolsar el dinero en productos en perfecto estado. Así que asegúrate de la política de devoluciones de cada comercio.

En caso de deterioro o avería en el producto, cuando no se deba a su desgaste o al mal uso, tienes derecho al reembolso del dinero o al recambio del producto.

Guarda comprobantes de pago, etiquetas y garantías

Sserán imprescindibles para cualquier reclamación.

Pide que te cumplimenten las garantías debidamente y guárdalas hasta que expire el plazo de las mismas.

El ticket debe contener el nombre del producto, la fecha de compra, el precio y el nombre y C.I.F del establecimiento.

Todos los bienes de consumo nuevos tienen dos años de garantía, mientras que los de segunda mano vendidos en establecimientos tienen, como mínimo, un año.

En caso de conflicto acude al Sistema Arbitral de Consumo

Actualmente en España, existen más de 50.000 establecimientos con el distintivo del Sistema Arbitral de Consumo, un procedimiento extrajudicial de resolución de conflictos que ponen a tu disposición las administraciones públicas competentes en materia de consumo. Este sello te garantiza que en caso de reclamación, la resolución se realizará de forma rápida,gratuita e imparcial, sin necesidad de llegar a los tribunales.

Si tienes que llevar a cabo alguna reclamación, sólo tendrás que rellenar una solicitud y entregarla en una de las Juntas Arbitrales de Consumo, en cualquier oficina del consumidor o asociación de consumidores.

En internet , compra en sitios seguros

Hazlo en páginas con distintivos de adhesión a códigos de conducta que incluyan posible resolución de conflictos por la vía del Sistema Arbitral de Consumo.

Es mucho más seguro comprar en sitios web de firmas reconocidas, y comprobar en el momento de introducir datos bancarios, que la dirección del navegador empiece por “https://” en lugar de “http://”. Esto significa que contiene sistema de seguridad.

Además, el Instituto Nacional del Consumo pone a disposición de los internautas el distintivo de Confianza en Línea. Se trata del sello que se concede únicamente a los comercios electrónicos que proporcionen a sus clientes un elevado nivel de garantía en la protección de sus derechos y que actúan segúnlos Códigos de Conducta propuestos por las Administraciones Públicas.

Ahora en Portada 

Comentarios