Herencias

¿Cuánto cuesta la impugnación de un testamento? puede superar 6.000 euros

No solo habrá que pagar al abogado en caso de llegar a pleito, también a los procuradores, tasas judiciales...

Testamento, herencia, sucesiones
El plazo para impugnar un testamento es de 15 años
©️[djedzura] a través de Canva.com

El mundo de las herencias y los testamentos es algo complejo y siempre toca, por una razón u otra, pagar. Si ya solamente con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones los herederos tienen que abonar unas tasas elevadas, en el caso de tener que hacer algún trámite extra el precio puede llegar a dispararse más de 600 euros llegando a superar los 6.000 euros (que, para los que nos recuerden, son un millón de las antiguas pesetas). 

Un trámite de los que cuestan un potosí y que, debido a su precio, podríamos incluso pensarnos el llevar a cabo es la impugnación de un testamento. Básicamente, consiste en cambiar las disposiciones que el fallecido dejó en testamento si se considera que se vulneran los derechos sucesorios recogidos en la ley, según explican en Conceptos Jurídicos. Vaya, es el procedimiento mediante el cual aquellos que no han entrado en el testamento o que no están de acuerdo con lo legado muestran su desaprobación al mismo

Los principales motivos para impugnar un testamento son que se haya dejado fuera a herederos universales o forzosos (siempre y cuando no hayan sido legalmente desheredados) o que la repartición no cumpla con los  mínimos establecidos en la ley (la llamada herencia legítima). Si el heredero es menor de 14 años o tiene algún grado de incapacidad reñida con testar, se podrá proceder a la impugnación. Igualmente, si se considera y demuestra que el testador ha hecho el testamento bajo amenaza, intimidación o engaño, este podrá ser impugnado.

El precio de impugnar un testamento

¿Por qué puede ser un procedimiento tan costoso económicamente? Pues porque la única vía para impugnar un testamento es mediante demanda judicial. Esta deberá presentarse en el Juzgado de Primera Instancia del lugar de fallecimiento del testador. Algunos de los profesionales y documentos que habrá que abonar y pagar durante todo este proceso son el abogado, el procurador, el perito si es necesario, poderes para pleitos si corresponden además de certificados y otros documentos varios. 

Así que, como mínimo, el coste de proceder a la impugnación de un testamento es de 600 euros más el IVA y aunque es difícil de estimar el precio total lo más habitual es que se dispare por encima de esta cantidad. Algunos de los agentes implicados, como el abogado especializado en herencias, tienden a cobrar un tanto por ciento del valor de la herencia gravado con el 21 % de IVA y los procuradores suelen cobrar, en estos procesos, 400 euros más IVA. Por último, y para hacernos una idea, las tasas judiciales de una demanda civil una vez dictada sentencia son en el orden jurisdiccional civil verbal y cambiario de 150 euros y en el ordinario, de 300 euros.

Mostrar comentarios